Costa Rica - Día 1 (25/12/14)

sábado, diciembre 27, 2014


Vuelo de 10 horas que hago que se me pasen "volando" :-p batiendo el récord de verme 5 pelis seguidas (y dobladas!).


Llego a San José 25 min antes de lo previsto. Primer obstáculo a superar: en el papel de la aduana puse que no llevo ningún alimento a pesar de llevar 5 quesos manchegos en la mochila para mis hosts de Couchsurfing... a ver si cuela. Entrego mi papel, paso el equipaje por rayos X... y me paran.

- Disculpe... veo así como unos paquetitos... ¿es queso?
- Esteeee... si, un poco
- Pero ¿de donde viene? ¿Es queso de España?
- Sí, sí...
- ¿Queso manchego?
- Sí, claro...
- OK, pase.

Benditos manchegos que hacen el queso más limpio del mundo para el que no hay fronteras.

Segundo obstáculo... superar la barrera de taxistas que quieren llevarte con el mismo amor con el que mi papi me recogía del cole. Superado... y al bus! 1400 colones (poco mas de 2$) y para San José.

Allí he quedado con Krysthel y Andrés, una pareja de couchsurfing que me acojen por dos noches en su apartamento.

Llego antes de lo previsto, así que toca esperar. Me siento en el césped que hay al lado de la Iglesia de la Merced...


y hago conversión con Carlos, representante local de ese buen rollo y amabilidad de la que me advirtieron, y que me avisa que la puntualidad no es una virtud local, como compruebo durante la siguiente hora... :-D ...hora amenizada por su conversación, consejos y buen rollo.

Finalmente conozco a mis hosts, también extremadamente amables (Costa Rica debería exportar buenrrollismo) que me llevan a su casa, me dan de cenar, buena conversación y paseo por la ciudad.


Krysthel y Andrés y (sol, su gata, a la que aún trato de conquistar) son una pareja increíble que llevan año y medio planeando emprender un viaje sin final por sudamerica primero y Europa después, convirtiéndose así en nómadas.


Quieren convertirlo en una forma de vida... y mí me parece increíble y una gran lección. Me enseñan el documental "Mon Petit", de un chaval catalán en silla de ruedas y su novia, que cruzan medio mundo para ir hasta Nueva Zelanda con solo 20€ en el bolsillo. Otra lección. 

Al final el Jet Lag quiere su momento de gloria y a las 22h muero.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.