Costa Rica - Día 14 (07/01/15)

miércoles, enero 07, 2015

Anoche hubo un viento espantoso y parecía que a casa de Mariling fuera a volar.


Me levanto a las 6h para despedirme de Mariling que marcha a trabajar y ya no la veo más, pero después me vuelvo a la cama. :-D

Me levanto finalmente a las 8h. Ducha y preparo la mochila. Antes que nada me tomo un café con el hermano de Mariling. Mi avión sale a las 17:30 así que dejo la mochila, salgo de casa....



...y me cojo el bus para dar una vuelta por San José.















Definitivamente Costa Rica no es un país para veganos...



Llego hasta el Mantras Veggie Café que me han recomendado...



...y me pido un sándwich Florentino y un zumo de naranja y zanahoria...



...por menos de 10$



Es un sitio muy recomendable.

Saco algunas fotos más en el camino de vuelta.









Aprovecho para visitar el mercado.







Por fin llego a casa de Mariling y me despido de los únicos que quedan: su hermano y el pequeño de la casa.



Y me despido de también del barrio.





14h. Estoy ya en el aeropuerto. Primer trámite: en este país no hay que pagar por entrar, pero si para salir... :-p




Ya he pasado todos los controles y estoy en la sala de espera para coger el vuelo IB6314 directo a Madrid, donde llegaré sobre las 10:40 de mañana.

Con esto acaba mi viaje. ¿Conclusiones?

Es normal tener miedo antes de viajar solo. Una buena amiga, Elena, viajaba sola apenas unas semanas antes que yo a la India y lo pasó realmente mal antes del viaje, pero sentía que tenía que pasar por esa experiencia. Cuando volvió, vino entusiasmada y renovada por el viaje. Para mi fue un gran ánimo y una inspiración. Viajé con miedo a tomar malas decisiones, a ser demasiado tímido como para conocer gente, a ser engañado... pero todo eso fue desapareciendo. Claro que he tomado malas decisiones, pero forma parte de la experiencia y el aprendizaje.

Mi lema en este viaje ha sido: me importan mucho más las experiencias que viva que los sitios que visite. En ese sentido estoy más que satisfecho. Vuelvo con unos cuantos amigos más y un montón de maravillosos recuerdos.

Entre el aprendizaje que saco de este viaje: Llevar menos equipaje. No he usado la mitad de la ropa que llevaba. No hace falta llevar ropa para todos los días. Siempre es fácil y barato lavar la ropa. Cuando no es casa de un couch-host, es en una lavandería. Basta llevar una mochila mediana y otra pequeña o un bolso para moverse en el día a día.

También debo organizar un poco mejor el día a día. Llamar a los sitios a los que voy a ir con algo de antelación para saber el tiempo o reservar alguna actividad.

Evitar en lo posible los tours organizados (prácticamente no he contratado ninguno), pero aceptar que de vez en cuando hay actividades para los que hay que pasar por ellos, pero asumiendo que suben mucho el precio.

Creo que fue muy buena opción no alquilar un coche y moverme en bus publico, como me aconsejó mi amiga Mónica de Madrid. Aunque en algún caso quizá podría haber alquilado una moto y hubiera sido más fácil llegar a ciertos sitios como el Río Celeste. En otro viaje tengo que probar a alquilar una moto. Estorba menos que un coche y da más libertad que un bus.

También fue muy buena decisión pillar una tarjeta prepago para el móvil. He tenido internet todo el tiempo y me he gastado menos de 10$. Hay que informarse de los precios del país en cuestión de tarjetas prepago.

Fue muy buena opción también llevar un detalle para cada couch-host que tuve. Les lleve un queso manchego, que es algo apreciado y muy español. :-)

Y desde luego el Couchsurfing es la mejor manera de viajar, sin ninguna duda.

De Costa Rica me llevo el buen rollo y la tranquilidad de sus gentes. No escuchas un claxon en la calle, la gente es tranquila y alegre (y muy amable), y pocas cosas le alteran. Mucho deberíamos aprender de ellos.

Vuelvo con las pilas recargadas, muchas ganas de retomar mis proyectos, mucha energía, mucha alegría por vivir... y muchas ganas de volver a viajar!

Porque el otro gran aprendizaje es que viajar es mucho más barato de lo que pensamos, si no vamos buscando grandes comodidades y sí grandes experiencias.

Por mi parte, seguiré con este blog tanto para viajes futuros, como para documentar y recordar viajes pasados.

Digo adiós a Costa Rica con algo de tristeza...



...pero con mucha alegría de volver a casa.

¡¡Hasta pronto!!

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.