Italia - Día 6 (19/07/15)

lunes, julio 20, 2015

Buenos días!

Hoy despierto a las 9:15 por el ruido de un corta césped o similar. Lo que me cuesta madrugar...

Cuando llego al Crotto hay actividad febril. Ale ya está preparando la pasta.


Hoy tenemos reservas para toda la terraza...


...el tiglio (la terraza de fuera, bajo un árbol. Es el sitio para clientes con perros)...


...y una mesa de dentro.

Antes de que vengan, nos dan de comer a Joy y a mí una ensalada de arroz.


No son aún las 12 y ya empieza a venir gente. Empieza la actividad.



Hoy es especialmente divertido, porque no sólo me toca fregar (me turno con Joy) sino que también sirvo las mesas.

Aunque me defiendo bastante bien (es la primera vez que trabajo en hostelería), los clientes notan enseguida que no soy italiano. Eso facilita la conversación y el buen rollo.


Empezamos sobre las 11 y algo y no acabamos hasta las 16:30. Unas 5 horas frenéticas de no parar. Pero me lo he pasado genial.

En una de las mesas hay 4 chicas que me dicen que adoran Madrid. Cuando se van, se cruzan con Andrea, el vecino, hacen conversación y acaban en la terraza de su casa tomando algo los 5. Cuando ya se han ido los clientes, Andrea prepara unos mojitos para tomarlos todos juntos.

Aquí estoy con Andrea, Katia y Paola (una de las clientas)...


...y aquí con las otras tres: Cristina... y no recuerdo los otros dos nombres. :-p


Pasamos una tarde realmente agradable, cambiando entre inglés (por Joy) e italiano.

Cuando se van, aprovecho para hacer una colada de mi ropa sucia y la tiendo junto al huerto.


Sobre las 19:30 Andrea prepara algo de cena para Katia, Joy, él y yo. Vero no tiene hambre y Ale se fue a Como. Su casa está realmente pegada al Crotto. Así se ve desde la terraza.


Hace un poco de pasta con verduras. Aquí vemos a Joy que come más que yo, que ya es decir...


Y aquí estamos los 4.

Andrea va preparando los platos mientras estamos sentados a la mesa.


Estos son unos huevos con calabacines.


Vino blanco frizzante (no se ve mucho por España), café, moscatel... y sobremesa hasta las 22:30 alternando español, italiano e inglés a partes iguales.

A esa hora voy al Crotto a terminar de escribir. Estoy mirando billetes para ir a Carrara. He visto que otra posibilidad sería ir a Génova y estoy probando a encontrar couchsurfing allá... a ver qué pasa mañana. No me agobio.

He hablado con Serena, una de mis couchsurfing de febrero en Como. Me va a acoger mañana por la noche después del concierto (no sé si he contado lo del concierto de mañana en Como. Nosotros servimos el aperitivo), porque me es mucho más fácil marcharme temprano desde Como a Milán que desde Piazzaga, que tendría que hacer la megabajada andando. Aquí todo el mundo es encantador.

Cada vez más me apetece hacer un viaje largo. Da miedo, vértigo... pero es realmente lo que más me llama.

Veremos...

Buonanotte!


No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.