Australia / Tasmania - Día 17 (07/01/16) - Dia de riegos y familia


Día 21 de mi viaje. Se cumplen 3 semanas desde que salí de Madrid.

Hoy he soñado que Richard Gere dibujaba un graffiti de amor a su novia de 20 años en la pared de una montaña... Por si alguien sabe interpretar sueños.

Me he levantado a las 7:30 y me he hecho mis saludos al sol. Sarah y Max se han levantado más tarde y Sarah se ha tenido que ir corriendo al trabajo sin ponerme deberes. 

Me tomo mi desayuno de fruta, café (con cacao y crema de coco... espectacular) y una tortilla de queso. Todos los productos en esta casa son orgánicos y naturales. Nunca había comido tan sano. 




Después del desayuno Max me enseña las tareas matinales: Dar de comer a las gallinas, a los conejos y dejar abiertas las puertas del invernadero para que no haga tanto calor.

Después me pongo en modo proactivo y dedico la mañana a montar un sistema de riego automático con temporizador en el invernadero.



Esas mangueras verdes tienen unos agujeritos que hacen de aspersores. Parece que funciona bien.

A las 13h me voy a comer. Ella sigue fuera y Max ha comido por su cuenta, así que aprovecho para hacerme algo para mí: Una quinoa con lentejas rojas y verduras...


...condimentado con Pimentón de la Vera (como suena, aquí, en Tasmania), que le da un sabor definitivo.


Una de las mejores cosas que tiene esta casa es la comida. No sólo por lo bien que cocina Sarah, sino por la cantidad de ingredientes y tipos de comida diferentes (fruta, verdura, frutos secos, especias de mil tipos) que hay a disposición para cuando me cocino yo. Y Sarah está siempre muy atenta para que no falte de nada. Es muy de agradecer. Estoy comiendo mejor que nunca.

Al final me queda una cosa más que rica.


Por la tarde hago lo mismo con el huerto.


Por cierto, los calabacines ya están saliendo... 


A las 17h llega Sarah con Ella y su amiga Amalia. Le enseño la obra de ingeniería y opina algo que ya había pensado y que tampoco me convencía mucho. Y es que unas plantas necesitan más agua que otras, y que mucha agua se va a parar fuera de las plantas. Usar la manguera es más tedioso, pero más eficaz. En cualquier caso es un buen apaño para cuando no hay tiempo de regar. Se pone el temporizador, y apañado.

Sarah lleva a las niñas a una poza que hay por Longley y yo aprovecho para irme a correr por un parque cercano, como me recomendó... y con razón. El sitio es maravilloso.



Llego a una pequeña cascada...



...y sigo subiendo por una pendiente infernal...


...hasta llegar a una especie de depósito enorme y raro (¿qué será?), donde doy la vuelta.


No ha llegado a 4 Kms y a un ritmo muy flojillo, pero al menos me ha servido para despejarme.


Vuelvo casi a la vez que la familia. Me ducho y me pongo a ayudar con la cena. Pizza para los niños (lleva gluten, que Sarah no puede tomar, y salchichas, que yo no como) y una crema de calabaza para los adultos.

La cena pasa en un ambiente de buen rollo. Cada vez entiendo mejor el inglés, aunque entiendo mejor a Sarah que a los niños, porque ella se esfuerza más en hablar despacio, claro. Hoy los niños están más tranquilos.

Este año que empieza Max cumplirá 13 años y Ella 11. Cuando mi hermano mayor, Ramón, tenía 13 y mi hermana mayor, Paloma, tenía 11, nacía yo, el último de 8 hermanos. Así que si ya me parece estresante y agotador para Sarah manejar a estos dos a diario, me es fácil imaginar lo que debía ser tener 6 más, hasta un recién nacido, a la edad de Sarah. Realmente no comprendemos el esfuerzo que hacen nuestros padres hasta que ya es demasiado tarde. Max y Ella no son conscientes y tardarán mucho en serlo, como yo también tardé en entender y perdonar a mis padres.

Tener hijos es una elección (como casi todo en nuestra vida), pero es de las pocas que suponen una responsabilidad enorme y (casi) irrenunciable y a muy largo plazo. Vivir con una familia me ayuda a apreciar lo que significa esa decisión... pero también me ayuda a valorar mi decisión de no haber pasado por ello...

...y francamente, no creo que lo haga nunca. ;-)






No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.