Australia / Tasmania - Día 24 (14/01/16) - Y sigo con el cobertizo


Día 28 desde que salí de Madrid... 4 semanas ya.

Ayer sol y calor, ¿no?... Pues hoy nublado y frío. Así funciona la cosa.


Hay un dicho aquí en Tasmania que dice... "Si no te gusta el tiempo, vuelve mañana". Jajajaja...

Por tercera vez desde que empecé este viaje consigo hacer la serie de Yoga Ashtanga completa. Qué gusto, pero... qué cansado! Realmente es un enorme esfuerzo de voluntad. Pero he conseguido hacerlo bastante concentrado.

Desayuno mi café y mi tortilla francesa con aguacate y tomate, y me pongo a currar. Continúo con mis excavaciones. A mitad de la mañana he conseguido un surco importante. Sarah lo da por bueno. Aquí se ve la evolución desde ayer.

Ayer...


...y hoy.


Ayer...


...y hoy.


Y la montaña de piedras que voy sacando también ha crecido.

Ayer...


...y hoy.


La tierra que saco de este lado no es un buen sustrato y está llena de rocas, por lo que la dejo en otra parte.


Damos esta fase por terminada y me pongo con la siguiente. Desmontar el mueble que hay dentro del cobertizo. En una hora y pico está hecho.




Max, mientras, intenta quitar la parte de cemento que hay a la entrada.


No se le da mal usar el blockbuster (lo mismo que uso yo para abrir las zanjas, esa especie de hacha/mazo) y ha conseguido un avance espectacular.

A las 14:30 mis lumbares dan por terminada la jornada de hoy, así que me hago algo de comer. Hago un intento parecido al de ayer, con arroz integral y lentejas verdes.


Le añado además unas hojas de Kale (Col verde o berza, en español). El proceso es muy parecido al de ayer.




Pero hay una cosa que no tengo en cuenta. Que tanto el arroz integral como las lentejas verdes tardan muuuuuucho en cocer. Al final me lo como un poco duro, porque se me juntan la impaciencia y el hambre.


Está claro que las lentejas verdes necesitan ponerse en agua el día anterior. En cambio las rojas cuecen muy rápido. No hay color... nunca mejor dicho. ;-)

El resto de la tarde lo paso mirando lo del viaje. Hemos tenido unas cuantas respuestas positivas de Couchsurfing (¡La gente de Tasmania mola!), así que estamos encajando fechas. Probablemente salgamos el Miércoles 20 de enero.

Uf... cuesta digerir las lentejas poco cocidas... tomo nota para la próxima. ;-)

Para cenar me hago una ensalada. Es genial lo de ir al huerto a coger algunas hojas de lechugas varias. Es más o menos como la de ayer, pero le he añadido un poco de arroz que ha sobrado de la cena.


Mañana Sarah se lleva a los niños a un Festival de Circo que hay en Tasmania, así que me quedo solo este finde. Soy el encargado de dar de comer a Daisy, las gallinas y los conejos. Y recoger los huevos, claro. 

Reflexión tonta. Cuando en Madrid andaba por las aceras abarrotadas de gente o por los pasillos del metro, me fijaba en que cuando me cruzaba con alguien, siempre tendíamos a ponernos a la derecha, como al conducir. Y entonces me preguntaba qué pasaría en países donde se conduce por la izquierda...

...Pues efectivamente, la gente tiene a ponerse a la izquierda al andar y yo tiendo a ponerme a la derecha, y se crea una situación muy tonta. Así que no sólo conduciendo tienes que ir atento a ir por la izquierda.

Llevo ya 4 semanas de viaje, 4 semanas hablando y pensando en inglés, 4 semanas con un tipo de vida completamente diferente a todo lo que he hecho antes, no solo exteriormente (trabajo físico de granja), sino interiormente también. Y reconozco que vine con miedo de no encajar, de equivocarme, de que no fuera esto realmente lo que quería hacer... Y resulta que estoy mucho mejor de lo que esperaba, tanto exteriormente (me encanta lo que estoy viviendo) como interiormente (me encanta lo que estoy descubriendo).

Creo que me quedaré aquí hasta Febrero y estoy mirando posibles HelpX cerca de Melbourne o similar. He visto algunos muy interesantes. La verdad es que es una gozada viajar así.


3 comentarios:

  1. Cuánto me alegro del acierto de tu decisión.
    Besos
    Carmen

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Pues sí. Yo tambien me alegro.
    Te estás demostrando a tí mismo que eres un valiente y que tienes iniciativa, que eres profundo, sensible, trabajador, voluntarioso, generoso, sociable, buen cocinero... :-) Enhorabuena

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.