Australia / Tasmania - Día 29 (19/01/16) - Spanish Tuesday


Día 33... hace un mes que llegué a este país. :-)

Hoy he soñado que estaba en el Everest, pero había playa. 

Saludos al sol y desayuno. Sarah me pide que haga una tortilla de las mías, pero que la hagamos de más verduras de la huerta. Así que esta vez la hago de boniatos, zanahorias, un calabacín recién cogido, berzas, orégano....


Y el proceso es el de siempre: Rehogar, mezclar con huevos (8 en este caso)...



...le cuesta cuajar, porque el calabacín suelta mucha agua, pero al final...



...es recibida con entusiasmo familiar, con vecinos y todo... ;-)



El pequeño, es hijo de los vecinos y se llama... ¡Pablo!. No Paul, no... Pablo.

Mi trabajo de la mañana es poner orden en las tomateras, que están creciendo por el suelo y hay que ponerles estacas y cuerdas para que crezcan hacia arriba.

Así me las encuentro...


...y así las voy dejando.


Hay muchas...



Y al final de la mañana todas las tomateras colocadas. En el invernadero hace un calor para morirse.


Hoy he decidido que quería sentir la tierra y mancharme las manos, así que no he usado guantes. Lo único es que las manchas no salen ni raspando.


Mientras, los niños se lo pasan bomba con los vecinos.



Para comer me hago una ensalada de tomate, pepino, manzana, zanahoria, semillas de calabaza y girasol.


Como rápido para pillar el bus a Hobart. Quiero pasar por la oficina de Hertz para ver si voy a tener o no problemas con el alquiler del coche. Al final me dicen que no hay problema, que me vale el permiso internacional de conducir. ¡Así que mañana hay viaje!

Hago tiempo mientras espero la quedada del Spanish Tuesday...


Y a las 18:00 voy al New Sydney Hotel, donde hemos quedado. El grupo es de lo más heterogéneo y divertido. Australianos, una ecuatoriana, un venezolano... y un indio y una china que no hablan español.



Yang, de Hong Kong, como no habla español, se entretiene pintándonos y yo documentando para el blog... ;-)



A las 21:20 cojo el bus de vuelta a Fern Tree. Ha sido una quedada muy divertida. Me ha sorprendido que en algún momento he cambiado al inglés con bastante naturalidad. Me voy sintiendo más suelto, aunque aún me cuesta.

En el desayuno Sarah y yo estuvimos charlando muy largamente sobre nutrición. Ella está estudiando ahora sobre salud intestinal que es un tema que me tiene muy interesado últimamente. Y la verdad es que coincidimos muchísimo en casi todas nuestras opiniones al respecto.

Todo lo que voy a decir aquí son opiniones. No estoy formado ni capacitado para dar consejos nutricionales.

Durante toda nuestra vida se nos ha inculcado que la mala bestia nutricional son las grasas y que la base deben ser los hidratos de carbono. De esta manera se nos grabó a fuego una pirámide nutricional en la que la base son los hidratos (especialmente cereales). Mi opinión es que las grasas vegetales (sin tratar, ni calentar) son especialmente recomendables y que "no engordan", y que la mala bestia son los hidratos complejos, especialmente los cereales y el azúcar. Y lo peor de lo peor es la mezcla de hidratos complejos con grasas alteradas por el calor y azúcar (¿Quién no ha comido churros?) 

Lo que yo llevo tiempo experimentando y que me ha permitido adelgazar hasta un peso que para mí ya es el ideal, además de conseguir una buena fortaleza física, es que la mayoría de mis hidratos son azúcares simples (fruta) y sólo por la mañana y sin mezclar con nada, no tener miedo a las grasas vegetales (aguacate, frutos secos siempre crudos, aceites vírgenes...), verduras a porrillo (en parte en ensalada para tomar mucho crudo, por las vitaminas y minerales), y muchas fuentes de proteínas (legumbres, especialmente lentejas, determinadas verduras, frutos secos, quinoa... y aquí diría pescado, aunque en mi caso no tomo por ser vegetariano). De vez en cuando tomo alguna otra fuente de hidratos como arroz, boniato, etc... cuando siento que voy a necesitar más energía rápida. Y, sobre todo, evito los cereales, muy especialmente los que tienen gluten (trigo, centeno, espelta...).

Para los antojos, tomo cacao puro con alguna leche vegetal (especialmente la de alpiste), y me suplemento la B12.

Ése es mi experimento, y por ahora me está funcionando sorprendentemente bien. El dejar de comer gluten me está mejorando considerablemente mi salud intestinal y me ha hecho perder bastante grasa corporal. Pero entiendo que cada persona es un mundo y que cada uno debe saber escuchar y sentir su cuerpo y saber lo que le sienta bien y lo que no. Y ahí entramos en el tema de otro día...

...con la comida... ¿te cuidas o te maltratas?

Mañana salgo muy temprano de viaje por Tasmania con Shio durante 6 días. No creo que pueda mantener el Blog hasta la vuelta, pero la próxima publicación será un especial de "Rulando por Tasmania". 




5 comentarios:

  1. Buen viaje. me tienes mega enganchado

    ResponderEliminar
  2. Gracias a los dos, José y Narradora... :-)

    ResponderEliminar
  3. Sí..., yo soy sensible al gluten, pero creo que los cereales en general cada vez me sientan peor..., y ya oí decir que no son buenos...

    ResponderEliminar
  4. Ahora tu eres el narrador de tu historia :-D

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.