Australia / Melbourne - Día 5 (15/02/16) - Recolectando


Día 60...

Hoy me levanto a las 6:30. Ésta va a ser mi hora de levantarme todos los días a partir de ahora. Aquí son muy puntuales, y a las 7 ya está todo el mundo activo. 

Hago mis saludos al sol. He encontrado el lugar perfecto para hacerlos, en el porche de la casa de Murray y Vicky. 

Cuando termino, veo que Lorna y Tamsin están yendo ya a dar de comer a las gallinas, así que yo me voy a por las cabras, pero cuando llego, Cat ya les ha puesto la comida y las está ordeñando. Termino de ordeñar a Behla y luego me las llevo al prado. 


Llega la mejor hora, la del desayuno. Me ofrezco a hacer una tortilla de cosas a la española. He descubierto que la sartén de wok es perfecta para las tortillas, porque no se pega nada. 


Ésta es de cebollas, patatas, boniato y kahle.


Hoy somos de Matt/Cat. Matt nos pide que vayamos a recolectar los tomates. Hay muchos ya maduros y muchísimas variedades. Casi todos son de los pequeños...



...aunque también los hay grandes. 


Están tan ricos que los puedes comer directamente de la mata mientras recolectas. Nos ayuda Tomy, una japonesa que hace un intercambio, trabajo por una Veggie Box, las cajas de verduras que venden los martes bajo pedido. En algunos casos hacen intercambios con los clientes, de manera que por su trabajo, les hacen un descuento o les regalan la caja. 

Al final sacamos unas 6 cajas de tomates. 

Ahora es el turno de recolectar zanahorias. De eso nos encargamos Lorna y yo. El truco es usar la horca para sacarlas a la superficie y cogerlas sin romperlas. 




La cosecha ha sido muy buena y sacamos 4 cajas de zanahorias bastante grandes. ¡Y quedan más!


Mientras estamos con las zanahorias llega una nueva helper, Fabienne, una chica alemana, todo sonrisa. Le han asignado ayudar en la casa de Matt/Cat, ya que para el campo somos ya 3.

Todos los martes se hace la compra y se nos pide a los helpers que hagamos una lista con lo que necesitemos. El presupuesto es más o menos de unos $15 por persona a la semana. Ya tenemos nuestra lista preparada... 


Toca lavar las zanahorias para adelantar algo de trabajo de mañana, cuando preparemos las Veggie Boxes. Mientras Tamsin y Lorna las lavan, yo voy preparando la comida. Voy a hacer un arroz con lentejas rojas y muchas verduras, todas de la huerta: ajos, cebollas, calabacín, zanahorias y tomates recién cogidos, berzas, remolacha...



Le pongo unas especias chinas que hay por aquí, salsa de soja y pimentón dulce. 


La verdad es que es de las veces que mejor me ha quedado, y a juzgar por los comentarios y las cantidades consumidas, no soy el único que lo piensa. ;-)



En la foto se nos ha colado Marlowe, uno de los hijos de Cat.

Durante la comida, Cat me comenta que hay que hacer limpieza en la zona de las Veggie Boxes y limpiar todas las "boxes", y que han pensado en mí por lo bien que limpio. Esto me pasa por limpiar la nevera... Jajajaja. 

Anda que si me viera mi madre, con lo desastre que yo era para limpiar. 


Así que después de comer, mientras Tamsin y Lorna van a recolectar los huevos, me pongo en modo limpieza. En cuanto vuelven, se ponen a limpiar conmigo. Somos un equipo. 

Por la tarde me asomo a casa de Matt a ver cómo recolecta la miel de sus colmenas (Matt también tiene colmenas desde hace tiempo. Travis está empezando ahora con ellas).

El proceso empieza extrayendo el cajón con las láminas donde las abejas han hecho las celdas. Con una plancha caliente abre las celdas. 




Y después mete las láminas en una centrifugadora manual para extraer la miel.


A mí me genera cierto conflicto. Por un lado me parece algo interesante por lo artesanal, pero por otro, no puedo evitar sentir que se les quita a las abejas algo en lo que han estado trabajando para comer en invierno. 

Ahora me resulta mucho más cercana la película Bee Movie. ;-)

Hoy cenamos con nuestros hosts. Para la ensalada, vamos al jardín a recolectar algunas lechugas y algunas hojas de amaranto...



...y cenamos en la terraza. 


Cat ha preparado un hojaldre de verduras y patatas/remolacha/zanahoria al horno. 


Después de cenar ayudamos a lavar los platos. En la cocina por fin consigo sacar una foto a Tiger Lily. Se me arrima con facilidad, pero no para quieta. 


Y también saco foto a algún bicho más. 


Cat me ha pedido si les puedo ayudar en el mercado del sábado. Van a vender sus productos y necesitan algo de ayuda para recoger luego. Así que me han dicho si me puedo pillar el día libre antes del sábado. He pensando en pillármelo el viernes e ir a Melbourne. 

Hoy, durante la comida, Fabienne ha comentado que en Gumtree hay muchas ofertas de trabajo, y entre ellas, las hay en las que dan alojamiento, comida y pagan algo. Eso sería perfecto para mí, claro. Voy a ver si encuentro algo así en NZ. 

Aunque el trabajo es duro y la rodilla me sigue molestando, estoy mejor que nunca. Es muy bueno tener con quien compartir comidas, trabajo y charlas. Se aprende mucho de la experiencia de los demás, aunque tengan la mitad de edad que yo. 

Además, estoy aprendiendo un montón de cosas sobre agricultura orgánica, permacultura, cómo hacer abono natural, como preparar la tierra, etc... Cuando vaya reuniendo información suficiente publicaré aquí alguna entrada sobre el tema. 

Por lo demás, me siento muy relajado y alejado de todos los líos políticos que hay en España. Es curioso cómo se ven las cosas cuando se pone la suficiente distancia. Damos tantísima importancia a cosas que están fuera de nuestro alcance, y tan poca a cosas que están dentro de nosotros...



3 comentarios:

  1. Por fin te alcancé...
    Y si, es cierto, si tu madre te viera ahora... que barbaridad como dejaste la nevera. increible!;-)

    ResponderEliminar
  2. En cuanto a las abejas ten en cuenta que la mayoría muere antes de llegar el invierno...no viven más de 9-10 meses como mucho. Las abejas son además sobre productoras de miel. En cierto sentido la miel es un subproducto de algo mucho más vital. La necesidad de enfriar la colmena a 15 grados ... Sino todas moririan!!todo el proceso de deshidratación del néctar, la pérdida de humedad es aprovechada por las abejas para refrigerar la colmena, creando corrientes de aire entre los panales por cientos de abejas ventiladoras, consiguen bajar la temperatura interior de la colmena en más de 15 grados. Consiguiendo de esta forma mantener constante la temperatura del nido de cría, que siempre ronda los 36 grados.

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.