Nueva Zelanda / Whangeteau - Día 14 - (13/05/16) - Día carpintero

Día 148...

Hoy me salto los saludos al sol. Necesito un día a la semana de descanso del cuerpo. Así que voy directamente al desayuno. Repito lo de ayer: tostadas del pan de Carol con tahini, y arroz con verduras, huevos y frutos secos. 


Y directamente a trabajar. Hoy hace un día maravilloso. Empiezo poniendo las bisagras a las paredes del gallinero.



Pero sólo puedo ponérselas a una de ellas, porque me falta una bisagra. Mañana iremos a comprar más.

Así que me pongo con la parte del ponedero. Hay que ver la que monto para conseguir los ángulos rectos.


Para la hora de comer tengo la estructura casi montada. Pero el lunch está ready, y yo estoy famélico, así que.... a comer. Nat ha hecho una crema de calabaza un poco picante, pero impresionante de sabor, y unas barritas de mueslli.



Después de comer, vuelvo a la carga. Termino la estructura y la coloco.



Jo. qué bien queda.

Quiero hacerle una base transversal sobre la que irá un contrachapado deslizable de quita y pon, para poder limpiarlo. Aquí uso Pitágoras. Es muy divertido hacer los cálculos, cortar y ver que la pieza que has preparado... encaja! 



Ya está, solo falta poner el contrachapado. En el suelo del gallinero haré algo parecido.

Cuando Nat ve cómo va la cosa, se emociona. Como no puede salir mucho, ve los avances de golpe y flipa. Se empeña en hacerme una foto con mi creación... :-)



Ya se ha puesto el sol, así que toca parar. Nat me ofrece que me dé un baño de sales de magnesio, que es bueno para los músculos y hay agua de sobra, así que no me hago mucho de rogar...


Y la verdad es que se agradece. Menudo relax...

Para cenar, ha preparado un poco de arroz, con cosas y chucrut hecho por ella misma. Superrico.



Hoy me temo que no ha sido un día muy interesante de leer, porque he dedicado casi todo el día a construir el gallinero. Este finde a ver si puedo hacer una escapada. Nat dice que me deja el coche. 

Además, esto está más que tranquilo. No están la abuela, ni Bess, ni los niños, que pasan el finde con su padre. Así que esto es un remanso de paz absoluto.

Por otra parte, ya tengo dos cafés en los que trabajar como helper en Cook Islands. El de Sonja en Aitutaki y el de Odette en Rarotonga. Sólo me falta definir cuántos días quedarme en Rarotonga antes de ir a Aitutaki... y dónde.

Qué ganas de clima tropical. Creo que cuando empiece por las islas, ya no paro y me las voy a visitar todas. :-)

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.