Nueva Zelanda / Whangeteau - Día 15 - (14/05/16) - De compras

Día 149...

Hoy cumplo dos semanas en esta casa. Qué lentos pasaron los 10 días del Vipassana y qué rapidísimos han pasado estos 14 días.

Hoy consigo vencer la pereza y me hago los Saludos al Sol y media serie de Ashtanga. Por si a alguien le interesa, aquí viene la serie completa. Es hora y media... ¡ánimo"



En Madrid iba a clase dos veces por semana para hacer esta serie completa y molaba un montón. Pero viajando cuesta más sacar voluntad y tiempo suficiente. La media serie que yo hago es hasta que empieza la parte en el suelo y ahí enlazo con los finales desde "la vela". 

Después me preparo mi desayuno habitual. He sustituido las tortillas por el arroz. Tomo los mismos huevos, pero no hay nada frito y le añado los frutos secos crudos que siento que me vienen especialmente bien.



Después del desayuno cogemos el coche. Hoy es día de compras. Lo sábados es día de mercado en la mayoría de los pueblitos de por aquí. Así que nos vamos al mercado de Mangawhai.



Antes hacemos una parada en Matakana para que Nat saque dinero del cajero y aprovecho para fotografiar su preciosa capilla.


Mangawhai es un pueblito costero con las típicas casas de madera, con su capilla...


...y su mercado. El Saturday Morning Market.



Es un mercado de productores locales donde encuentras de todo.









En muchos puestos te dan a probar sus productos. Aquí te dejan probar el aceite de oliva.





Después del mercado, cruzamos la carretera y entramos en la fábrica de chocolate.



Tiene cosas estupendas, pero los precios son prohibitivos, así que no me compro nada. Ya me pillaré chocolate del bueno en el súper (negro y con almendras).

Hacemos una visita a la cafetería y, ya que estamos, nos pillamos sendos cafés.
  


Hemos venido hasta aquí (a pesar de que en Matakana, que está mucho más cerca, también hay mercado), porque Nat está buscando desesperadamente Kéfir, pero es carísimo, y ha encontrado por Internet un sitio cerca de aquí donde lo venden a un precio razonable.

Necesita el kéfir porque su tratamiento es de 3 semanas de antibióticos, y busca probióticos naturales para recuperarse su flora bacteriana. 

Salimos del Mangawhai y por el camino nos paramos en una tienda que Nat conoce y que está al lado de la carretera, en mitad de la nada. Es una tienda que tiene de todo, pero de segunda mano: ropa, libros, decoración, utensilios de cocina...





Flipante esta portada de un disco de Kiri Te Kanawa...



...además de lo cursi, si le ponen más filtro, se disuelve. Este tipo de filtro en las fotos es como el reverb en la música.

Finalmente llegamos a la Granja Raw Milk.




Aquí vemos a las dos Nat's comprando...



...es lo que tiene cuando haces una panorámica y la gente se mueve. ;-) 

Y lo que más me impresiona del sitio...



...efectivamente, nadie atiende el lugar. Y es algo que he visto más veces por aquí, en otras granjas o incluso en casas con huertas, donde la gente pone a la venta sus productos en la puerta y dejan una caja para que los clientes dejen el dinero. Confianza absoluta.

Parece que la picaresca es algo típicamente español y que, por suerte, no exportamos.

Desde allí vamos a Warkworth para pasar por la megaferretería y comprar las bisagras que me faltaban. Mañana me pongo con las puertas del gallinero.

Al final llegamos a casa sobre las 16h. Nos hemos tirado todo el día de un lugar a otro.

Aprovecho que llevamos dos días de sol y que la puerta del corral está más o menos seca para pintarla antes de que anochezca. Es una pintura especial para proteger la madera contra la humedad.    


Era algo que tenía pendiente desde que hice la puerta, para evitar que la madera se pudra con la humedad.

Como Nat está ocupada viendo una conferencia en Internet, me ofrezco a hacer la cena. Aprovechando el montón de verduras que ha comprado y hago una especie de wok con un poco del arroz tricolor que quedaba.



Y no es por nada, pero me queda estupendo.


De postre Nat me ofrece otra barrita de muesli. Es mi perdición. Es imposible no tomar cereales o hidratos en esta casa. Hacen cosas demasiado ricas.

Hemos estado hablando bastante de nutrición. Es un tema que a ambos nos interesa mucho. El otro día comentaba aquí el artículo de mi amigo Goosen López sobre cómo culpamos a las grasas de los problemas que vienen, en realidad, de los hidratos de carbono.

Y es que, durante décadas, nos han enseñado la pirámide nutricional de toda la vida...



...donde la base son los hidratos de carbono. Pero la nueva teoría dice que los hidratos de carbono que se consumen y no se gastan, son almacenados en forma de grasa, cosa que no ocurre con las grasas que sí son necesarias para el buen funcionamiento del cuerpo. Y aquí aparecen dietas como la paleo o nuevas pirámides nutricionales veganas como la de Antonio Ortega, fundador del grupo Raw Vegan Spain, que es radicalmente opuesta a la tradicional, y que me parece muy interesante.



¿Y dónde está la verdad? (además de ahí fuera)...

Pues como siempre "la verdad" es un término muy relativo. 

Por un lado tengo más que comprobado que cada persona es un mundo, especialmente en lo referente a la alimentación.

Por otro lado, la única manera de llegar a algo cercano a "la verdad" es investigar por uno mismo, pero si tuviéramos que investigar por cada cosa que dudamos... no nos daría la vida. Así que yo opto por la autoexperimientación y aprender a escuchar a mi cuerpo y ver cómo reacciona ante determinados alimentos.

En general comparto la idea de cuantos menos hidratos, mejor, pero sin llegar a eliminarlos del todo. El cuerpo me lo pide. Pero evito los carbohidratos simples (nada de azúcar y mucho menos "edulcorantes"), excepto los de la fruta y siempre con el estómago vacío y mejor por la mañana. También evito los cereales todo lo que puedo, especialmente los que tienen gluten. Pero sí tomo arroz como fuente principal de hidratos, aunque creo que debería tomar menos.

También comparto la idea de no tener miedo a las grasas, siempre que sean "saludables", como los aceites crudos, el aguacate, los frutos secos, etc...

E intento que mi alimentación se base sobre todo en las proteínas y los vegetales. Me encantaría llegar a ser vegano, pero por ahora sigo tomando huevos como fuente de proteínas.

También sigo todo lo que puedo la frase de "si puedes leer la etiqueta, no lo comas". ;-)

De esta forma (vegetariano y bajo en carbohidratos) me siento lleno de energía y físicamente mucho mejor que en toda mi vida. :-)



No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.