Nueva Zelanda / Whangeteau - Día 23 - (22/05/16) - Pintando en familia

Día 157...

¡Una semana para irme a Cook Islands!

Hoy me levanto con un poco más de calma, que es domingo. Aún así me levanto antes de las 8. Ya estoy hecho a madrugar.

Me hago media serie de Ashtanga, que ya tocaba, aunque al principio me cuesta la vida respirar por la nariz. Me pasa una cosa muy curiosa aquí, en Nueva Zelanda (también me pasaba en Australia) y es que casi todo el día estoy con alergia, congestionado y moqueando, pero siempre se me pasa cuando duermo, cuando medito y cuando hago yoga. ¿¿Qué clase de alergia depende de mi estado consciente?? 

Mi desayuno no varía mucho.



Y después nos ponemos a currar toda la familia. Hoy es el día que vamos a pintar el gallinero. Bueno, lo van a pintar ellos, mientras yo termino el tejado.



Yo termino de fijar el tejado y lo siguiente que hago es doblar los laterales para que quede bien fijados a la estructura y no haya filo cortante. Es un trabajo difícil y lento que hay que ir haciendo poco a poco con los alicates.




Hemos tenido visita de un vecino y Gala le ha enseñado una de nuestras gallinas. Nat se dedica a salvar gallinas heridas o tullidas para cuidarlas aquí.



Después de ajustar los laterales, me toca recortar el tejado sobrante. Esto también es duro de narices, nunca mejor dicho.




Mientras, Kupe y Gala siguen pintando. Kupe me hace su particular homenaje. ;-)



Después de cortar la chapa, pruebo a pulir el filo con una pulidora de metal para hacerlo un poco más igual y menos cortante.



Para la hora de comer está prácticamente terminado.




Incluso por dentro.


  


Para comer, Nat ha preparado una crema de calabaza bastante picante, con unas tortitas con aceite de ajo.



Por cierto, la mariposa que hizo la crisálida en el comedor de la casa, sigue rondando por aquí. Hoy la he vuelto a ver.



Durante la comida ha venido a visitarnos Annalisa con sus dos niñas y ha compartido con nosotros el postre, un delicioso bizcocho de jengibre.



Por la tarde quería haber ido a la playa de Pakiri Beach, tal y como me recomendó anoche Andy, pero el tiempo hoy se ha vuelto tarumba. Ha pasado de ser un día completamente despejado, soleado y caluroso a ser un día completamente cubierto, con lluvia torrencial y frío, por lo menos 8 veces durante el día. Sin exagerar. Lo de los cambios de tiempo en Nueva Zelanda es tema aparte. Realmente es impresionante a la velocidad que cambia.

De hecho, después de comer hace un sol espléndido, así que le digo a Nat que me apetece irme a esa playa y ella me dice que sin problema, que me lleve el coche, así que me doy una ducha rápida, cojos mis cosas, salgo por la puerta... y el diluvio universal.

Así que al final opto por dejarlo para mañana o pasado. La tarde la paso en casa de tranqui, peleando con mi móvil, que no hay forma de que cargue. He buscado dónde está el servicio técnico de LG más cercano en Auckland. He contactado con ellos para ver si me pueden cambiar el puerto miniUSB en menos de una semana. A ver si mañana lunes me contestan y les llevo el móvil el martes.

También he aprovechado para comprar el billete a Aitutaki. Al final lo he pillado para el 30 de Mayo por $222 (unos 133€), y casi seguro me quedaré en un pequeño motel de Avarua, cerca del aeropuerto, donde la noche sale por $30 (unos 18€).

También estoy mirando lo del buceo en el Rainmbow Warrior. Al final vuestros comentarios me están animando a hacerlo. Hay un grupo que sale el miércoles. Igual me apunto.

Como ya ha empezado el frío, están encendiendo la chimenea por las tardes y deja un olor de lo más agradable en la casa.

Para cenar, Nat ha preparado un pastel de verduras, donde ha metido kale, espinacas, hojas de brócoli, etc. También lleva patata. Espectacular.



Después de cenar, Gala y yo hemos sacado nuestros ukeleles y hemos estado tocando con tutoriales de YouTube. Ha sido un rato muy divertido.

El gallinero está prácticamente terminado. Tengo que volver a recortar uno de los lados del tejado que ha quedado demasiado largo y no deja abrir el lateral. Y no sé aún si merece la pena poner los embellecedores arriba del todo. Mañana lo veo. 

Ahora toca ponerse con el cercado de las gallinas, que ya sólo me queda una semana para dejarlo todo terminado.

Sin duda ésta ha sido mi mejor experiencia HelpX hasta la fecha. Ojalá fueran todas tan fáciles y agradables como ésta. Nat está siendo una host maravillosa. Sólo tengo buenas palabras y agradecimiento parta ella y su familia. 

Veremos qué me encuentro en Cook Islands. Para empezar el WiFi no es gratis, así que no sé si podré mantener el blog a diario. Veremos. Pero lo importante es poder estar en un sitio de buen rollo.

Pero por lo que sé, todo Cook Islands es un sitio de buen rollo. :-)






No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.