Nueva Zelanda / Whangeteau - Día 7 - (06/05/16) - Llegada de Nat y mi paquete!

Día 141...

Me levanto antes de las 7, despertado por Bess, la perrita de Carol, que sentía mucha curiosidad de verme dormir.

Hago mis saludetes al sol y para desayunar pruebo a variar el menú. Necesito algo más contundente, así que hago un experimento. Cuezo un poco de arroz con unos sobrantes de judías verdes y al final de la cocción le añado dos huevos y unos frutos secos.



Un chorrito de aceite de sésamo, y listo. La verdad es que es muy contundente.



Después del desayuno, me pongo de nuevo con las puertas, a ponerle los cierres.


Pero al rato de ponerme con ello, me llega mensaje de Nat. Ya le han dado el alta, así que podemos ir a recogerla. Como los niños están en el cole, vamos la abuela, Bess y yo.

Nat está en la novena planta del North Shore Hospital de Auckland. 




Aún tiene el pie bastante hinchado...



...pero le han dado esa bota ortopédica y unas muletas para que se pueda mover algo. Además de calmantes y antibióticos.

Las vistas desde su habitación son geniales.




Se nos va gran parte de la mañana esperando que la dejen salir. Desde ahí vamos a Auckland, a una farmacia especializada donde tiene que comprar algunas de las cosas que le han recetado. Yo aprovecho para pillarme un café y un wrap vegetariano, que estoy muerto de hambre, a pesar del desayuno. No sé qué me pasa que estoy como necesitado de comida a todas horas. Probablemente sea por el trabajo físico. Me he comprado chocolate con almendras, para mis momentos de gran necesidad.

A la vuelta pasamos por la casa de Carol para que coja sus medicinas. Ésta no es su casa, es la de enfrente, pero es que me ha molado mucho. :-)



Hacemos otra parada por el camino para comprar algo de comida, que voy acabando con las existencias.









Ohakune es famosa por sus zanahorias.


Cuando por fin llegamos a casa me fijo en...


¡El paquete de mi hermana Almudena! Ha llegado en menos de 24h desde Christchurch. Después de mes y medio de aquí para allá, por fin llega a mis manos.

Lo gracioso es que Carol me dice que ya estaba allí esta mañana, antes de ir al hospital. No lo había visto. :-D


Y la verdad es que me alegra el día, con los dibujos de mis sobrinos Diego y Rodrigo que han hecho especialmente para mí, con la foto de la familia, con el portátil que me han regalado (¡por fin estoy escribiendo esto con un teclado de verdad y no con el móvil!), con mis carnets de conducir y buceo que me dejé en Madrid... y sobre todo, con mucho amor!







...y viene también un pendrive con las fotos que me hizo Mer cuando me hice el tattoo, justo antes del viaje.






Se nota que es fotógrafa profesional. Por si necesitáis de sus servicios, no dejéis de visitar su página.

Hoy tenemos espectáculo de danza a las 19:30. Lumina, por la New Zealand Dance Company. Nat compró entradas hace días para ella y sus hijos y me ofreció ir con ellos, así que yo también me compré una entrada. $43... ya pueden ser buenos.

Así que tomamos una cena rápida. Albóndigas de brócoli con mezcla de arroz (rojo, negro e integral).





A las 18:30 salimos para Warkworth. El espectáculo es en el colegio de los niños. Kupe me enseña el departamento de español....



...(y dale con asociar a España con la imagen del toro). Y entramos a ver el espectáculo.









No es lo mejor que he visto en danza contemporánea, pero ha estado muy bien, con momentos brillantes. Me ha parecido más floja la coreografía que la ejecución.

Allí he conocido por fin a Paul, el amigo de Nat, que junto a su mujer Josephine, tienen una empresa de Pies (tartas, no extremidades): I Love Pies. Mañana, como todos los sábados, hay mercado en Matakana, y es el día más feliz de Gala, porque se saca un dinerillo cuidando de los perros de los clientes del mercado, cosa que adora hacer. Me he ofrecido a llevar yo a los chicos al mercado, ya que Nat no está en condiciones, y Paul me ha pedido si puedo echarle una mano en su puesto de I Love Pies. Yo encantadísimo, claro, y encima pagado!

Así que mañana promete ser un día divertido. Me encantan los mercados de productores locales. Y si es trabajando, mucho mejor.

He avisado a Sonja, mi host en las Cook, de que llego 2 semanas antes. Me ha dicho que sin problema, que coincidiré por una noche con otra española. Ya es casualidad.

Así que todo va encajando y hoy ha sido un gran día. Tengo tantos motivos y a tanta gente a la que agradecer, que si empezara aquí, rellenaría todo el blog con esa palabra...

...Gracias.


1 comentario:

Con la tecnología de Blogger.