New Zealand - Vuelta al trabajo en Whangateau

27-28/07/2016

224 días viajando...

32 días en Whangateau...

El día después de mi cumple lo celebro con unos saludos al sol y un buen desayuno.




Algunos me habéis pedido la receta y la verdad es que es muy sencillo. Pongo un puñadito de arroz, un poco de agua (hay que calcularla para que no quede caldoso ni se consuma por completo), y, sobre eso, yo pongo un par de ajos en rodajas, una cebolla picada, una o dos zanahorias picadas (para mí es fundamental tomar zanahorias todos los días) y otras verduras, que puede ser lombarda y puerro (como en este caso), pero también queda muy bien con coliflor, brócoli, calabaza... A veces pongo también cúrcuma y jengibre. En ambos caso suelo usar raíz fresca y la rallo bien fina, pero también se puede usar en polvo. En caso de usar cúrcuma, hay que añadir pimienta negra para que se absorba bien. Se supone que tiene muchísimas propiedades curativas. 
Sobre eso pongo un poco de sal, un chorrito de aceite, lo muevo un poco y lo pongo a cocer tapado, para que se cueza con el vapor. En unos 10-15 minutos el arroz debería estar hecho y el agua casi consumida. En ese momento echo 2 o 3 huevos y lo vuelo a tapar. En menos de un minuto los huevos estarán hechos y lo sirvo mezclándolo con frutos secos crudos (muy importante tomarlos a diario).

Cuanto menos arroz y más verduras, mejor.


La mañana se me va escribiendo el blog y por la tarde me voy a correr hacia Ti Point, aunque sin llegar, que está bastante lejos.




Aprovecho para tirar algunas fotos...







...y comprobar los daños en los alrededores por la inundación que hubo poco después de que yo me fuera a las Islas Cook.









Cuando llego a casa de Nat, veo en la entrada otro proyecto de mariposa como la que me encontré ayer.




Es curioso como hacen sus crisálidas en sitios tan expuestos y accesibles.


Al día siguiente, jueves, toca ponerse a currar. Nat me pide si puedo despejar un poco el jardín, quitando la leña acumulada al fondo...






...y la maleza que se acumuló en la inundación.






Y colocarlo todo en la leñera.





Después ayudo a Nat a vaciar el taller, que es un pequeño cobertizo que está separado de la casa, convertido en taller de costura y que es donde ella confecciona los sobreros y el vestuario. Como suele pasar por aquí, las casas se hacen elevadas preveiendo posibles inundaciones, pero los cobertizos no, así que la inundación no afectó a la casa, pero en el taller el agua llegaba a la rodilla. 


El seguro se hace cargo de la limpieza, pero hay que vaciarlo y está llenísimo de cosas, muchas de ellas afectadas por el agua.


El trabajo que tiene 
Nat por delante es enorme. Vaciar todo, tirar los muebles y todo lo que fue afectado por la inundación, ya que el agua era contaminada, volver a organizarlo todo...

En momentos como estos me reafirmo en que cuantas menos cosas tienes, menos preocupaciones y más feliz. Me siento extraordinariamente ligero al no tener casi propiedades de las que preocuparme. Pero puedo entender que esta forma de vida es quizá demasiado idealista cuando se tiene una familia.


Pero aquí es donde también comparo el modelo de vida sur-europeo, donde la mayoría de la gente vive en apartamentos, con el modelo anglosajón, donde la mayoría vive en casas. El problema de las casas es que te permiten acumular muchas más cosas que un apartamento. Cuando yo vivía en mi apartamento de 50 m2 en el centro de Madrid, eran muy poquitas las cosas que tenía. Y mis dos salidas del país (Ecuador y este viaje) me permitieron deshacerme de gran parte de ellas, algo de lo que me alegro profundamente.


Star me manda un mensaje diciéndome que esta tarde hay una representación sobre la cultura Maorí en el Sawmill Café de Leigh en la que participa Fraya, la hija de Richie y Rebekah. Es una ocasión para volver a verlos a todos.


Natalie no puede venir, porque tiene que ir a recoger a Gala, así que hablo con Richie porque, como vive en Matakana, le pilla de paso recogerme... y allá que vamos.




Richie me explica que lo que vamos a ver es el Kapa Haka, una representación de danza y canto tradicional maorí, que se suele representar todos los años y en el que suelen participar muchos chavales de la comunidad, tanto maoríes como no maoríes. Es una forma de integración y de conocimiento de la cultura maorí por parte de la comunidad. Y resulta que Richie, este año, es el Maestro de Ceremonias, así que le dejo un rato de concentración para preparar sus notas.




Poco después llegan Rebekah con Ariana (Fraya está ya preparándose) y Star con Grace. Es maravilloso volver a verlos a todos.

A las 18:30 en punto da comienzo la función con la presetación de Richie.




Y, acto seguido, tiene lugar la representación.



Al final de la función, Richie invita a subir a algunos de los participantes de otros años para hacer uno de los números todos juntos.



Al finalizar, la fiesta continúa. Un grupo de estudiantes chinos que andan de visita de estudios, no pueden evitar la tentación de subir a cantar.




En el piso de arriba hay una exposición de fotografía. Me gusta especialmente esta serie de 5 fotos.



¡A vuestra salud!



Star me ofreció su casa para alojarme y quedo con ella en ir el Sábado. Dicen que Pakiri Beach, que es donde vive, es una auténtica maravilla. Su casa es parte de una comunidad maorí y me parece una gran oportunidad poder estar allí durante unos días.

Lo gracioso es que justo antes de irme a Cook Islands estuve a puntísimo de darme una vuelta por Pakiri, por recomendación de Andy, pero al final no fui por la lluvia y me quedé sin verlo. 

Pero parece que el Universo da segundas oportunidades.



1 comentario:

  1. Always good to read with great pics.post I assume gate was blown over by strong winds

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.