Australia (Adelaide) - 4 días en Adelaide

442 días viajando...
4 días en Adelaide...


El viaje a Adelaide...


El Martes 28 de febrero suena el despertador implacable a las 5:30. Estoy en casa de mi Couchsurfing en Ballarat, Simon, y hoy toca intentar llegar a Adelaide en autostop.




Ducha rápida, empaquetar mis cosas y salir. Simon va al gym a las 6h y se ha ofrecido a llevarme a algún sitio donde empezar mi autostop. Me da a elegir entre la freeway (autopista sin peaje) que va hacia Adelaide o la calle principal de Ballarat que lleva hasta la main road. Como aún es noche cerrada, pienso que es inútil ponerme a hacer autostop en la freeway, así que acepto la segunda oferta con la idea de tomarme un café mientras espero que amanezca.


Mala decisión. Cuando me despido de Simon agradeciéndole su infinita amabilidad y hospitalidad, y ando un poco por la calle principal, me doy cuenta de que todo está cerrado. Por suerte, unos cientos de metros más alla, encuentro un McDonalds 24h y al menos puedo tomarme algo parecido a un café y esperar el amanecer.


Cuando el amanecer llega, vuelvo a salir a la calle principal y me pongo en modo autostopista... 




...y nada. Más de media hora y no para nadie. Echo un ojo a Google Maps y me doy cuenta de que, aunque es cierto que esta calle conecta con la freeway, lo hace bastate lejos, y que lo más lógico para los habitantes de Ballarat es coger una calle perpendicular que lleva directamente a la autopista, así que me doy una caminata con mis dos mochilas que pesan como un muerto, buscando un buen lugar. Al final llego hasta el cementerio de Ballarat, que al menos tiene un buen sitio para que los coches paren.






La idea es salir por el norte:



La espera es larga, pero al final me para alguien. Entre el café, las esperas y las caminatas, son casi las 9 de la mañana (salí de casa de Simon a las 6), lo cual me hace empezar a dudar si realmente conseguiré llegar a Adelaide hoy.


Quien me recoge es Craig que, lamentablemente, va en la otra dirección, pero me puede dejar justo en la salida hacia la freeway. Una vez allí me despido...




...y vuelvo a ponerme a la labor. Otra vez larga espera. Me para una mujer con dos niños en el coche. No va en mi dirección, qué pena, pero me sorprende y emociona la confianza de esta madre que, aun yendo con sus dos hijos, estaba dispuesta a recogerme.

Otro rato y al final me para Terry, que puede llevarme hasta Stawell, una hora y media más allá. Al menos voy avanzando. Terry se dedica a instalar moquetas y lleva una camioneta cargada de ellas, entre las que consigo encajar mis mochilas.


Por el camino tenemos que pararnos para echar agua al radioador porque se ha disparado la temperatura del vehículo. La verdad es que hace un calor del demonio.


En Stawell nos despedimos...




...y hago un brake para desayunar algo en una cafetería.




Cuando termino y cojo mi mochila, la camarera me pregunta...


- ¿A dónde vas?

- A Adelaide
- ¿En autostop?
- Sip - (¿tanto se me nota?)
- Pero si hoy hace 38º!
- Bueno, sí, pero estoy acostumbrado al calor
- Ay, no... ¿llevas suficiente agua?

Le enseño mi botella casi vacía y rápidamente me la coge y la rellena con agua de la nevera. Se despide con sincera preocupación en los ojos. Madre mía... me está asustando.


Salgo (efectivamente hace un calor del copón), camino unos metros, planto mi mochila, pongo el dedo... y no pasa ni un minuto cuando me para un coche. Vaya, estoy de suerte.


Es Callum, que va... ¡¡a Adelaide!! Toma ya, no son ni las 12h y ya tengo resuelto el viaje.


Callum es un chaval de 22 años (aunque parece mucho más maduro) de origen escocés (como se puede deducir fácilmente por la falda que lleva) que vive en Adelaide pero estuvo estudiando los últimos años en Melbourne. Es un wine maker, es decir, ha estudiado para ser viticultor, y se ve que el tema le apasiona.


El viaje es tranquilo y agradable, contándonos nuestros viajes y experiencias. 




Callum estuvo en Europa y en España hace poco en su gap-year. Ese año sabático que se cogen los anglosajones entre el High School y la Universidad para viajar por el mundo, abrir sus mentes y decidir qué quieren hacer.

Es otra mentalidad completamente diferente. En España la gran mayoría de los padres se mostrarían horrorizados ante la idea de que su hijit@ de 18-19 añitos viaje sol@ por el mundo durante un año. Tenemos una sobreprotección brutal. En cambio en el mundo anglosajón se da por hecho que a partir de los 18 años los hijos vuelan y toman sus propias decisiones. Y lo hacen con una naturalidad que me resulta admirable. Por eso es tan fácil encontrar chavales de 20 y poquísimos años viviendo por su cuenta, algo que en España no abunda.


Por el camino recibo una llamada de Imoova, la agencia que ofrece relocations de autocaravanas. Me dicen que hay una disponible de Adelaide a Alice Springs para el sábado 4. Mi idea era estar en Adelaide sólo un par de días e ir hacia Alice Springs sobre el día 2, pero cuando chequeo la oferta, en la que incluyen 5 días de viaje (suficiente para visitar el Uluru) y $100 de gasolina, no puedo resistirme y la reservo. Esta vez he aprendido la lección y la reserva la hago directamente con Apollo (la empresa que alquila la furgo) en vez de con Imoova, ya que ésta última es una agencia y la otra vez se me llevó $25 de comisión.

Me da un poco de vértigo, pero he aprendido a lanzarme en cuanto aparece una oportunidad. Pongo anuncio en facebook, coseats.com y Gumtree ofreciendo una plaza para compartir gastos. La furgo es pequeña y sólo tiene sitio para dos. Me da también cierto miedo compartir un viaje de 5 días con alguien desconocido, pero el dividir los gastos entre 2 es una gran ayuda.

A las 16:45 Callum me deja en el centro de Adelaide. He llegado mucho antes de lo que pensaba. Está claro que al final todo sale bien.

Nos despedimos con un abrazo y le agradezco muchísimo que me haya traído hasta aquí.




Mason, Nico, Candice, Cassie, Cam... y el Fringe Festival!

Cuando llego, voy directamente a The Producers Bar, donde mi amigo Mason está ensayando el montaje que representarán ahí próximamente dentro del festival Fringe de Adelaide. He quedado con él para ir luego a su casa, ya que me acogerá estos días.

Y es que justo he llegado cuando se está celebrando el Fringe Festival de Adelaide, el segundo más importante del mundo después del de Edimburgo.



En el bar coincido con Nico, un francés, también amigo de Mason y que también le está esperando. Nico fue host de couchsurfing de Mason en Sydney y ahora que anda visitando Adelaide es Mason quien le acoge. Tiene un fuerte acento francés al hablar y me cuesta entenderle, pero me apaño.

Mason sale algo más tarde de lo previsto y nos vamos los 3 con un compañero suyo a cenar algo a una bakery 24h. A los australianos les encantan las bakeries, es decir, todo lo que va envuelto en masa. No es de lo más sano que hay... pero estoy muerto de hambre, así que no le hago ascos a nada.

Dejamos a su compañero en su casa y nosotros nos vamos a dar una vuelta por los dos principales espacios del Fringe: The Garden of Unearthly Delights...




...y Gluttony.



Ambos son espacios situados en sendos parques donde hay montones de pequeñas casetas donde se representan las obras. Hay cientos para elegir y resulta muy difícil escoger alguna. Por otra parte los precios no son superbaratos y los tres estamos en economía de guerra, así que nos limitamos a pasear por la zona y charlar.

A la vuelta nos paramos en Foodland, considerado como uno de los mejores supermercados del mundo. A estas horas está cerrado, pero nosotros vamos a la parte de atrás, donde están los contenedores de basura... vaya, una nueva experiencia.

Y, efectivamente, es sorprendente todo lo que encontramos. Muchísimo pan en perfecto estado, una docena de huevos y una garrafa de detergente de lavadora. Esto último es especialmente divertido, porque Mason me cuenta que la última vez que trajo a casa cosas de la basura, sus compañeras de piso le dijeron en broma... "Necesitamos detergente de lavadora, a ser posible el ecológico de la marca Earth". Y justo es ése el que nos hemos encontrado. Parece que el universo escucha.

Finalmente llegamos a su hogar. Una preciosa casa situada en Adelaide Hills, en las afueras, donde conozco al resto de compañeros de piso: Cam (un australiano mazas que mezcla asombrosamente bien el culto al cuerpo con la espiritualidad más profunda), Candice (24 años que desprenden puro amor y sonrisas. Me recuerda mucho a Sara) y Cassie (que a sus 29 años ejerce de mamá de todos). Las chicas tienen una sección de la casa y los chicos la otra. Los espacios son enormes. 

Nico está durmiendo en un colchón en el suelo en el espacio que hay entre las dos habitaciones de los chicos y a mí me dejan el sofá que hay en la zona común. Cuando amanece puedo apreciar el maravilloso sitio que me han dejado.



Y también puede ver lo chulísima que es la casa... bueno, lo que puede verse entre los árboles.




Ali...

Al día siguiente conocemos a Ali, una amiga de Mason, que es toda alegría y buen rollo, y que se ofrece a llevarnos a Nico y a mí en su coche a conocer los alrededores.



La primera parada es en una winery, d'Arenberg, donde hacemos una cata de vinos. Es algo muy habitual por aquí. Te ofrecen a probar varios vinos gratis para ver si al final te llevas alguno.

El lugar mezcla arquitectura clásica y moderna de una forma sorprendente.








Después nos vamos hasta Sellicks Beach...



...donde Nico y yo no podemos resistir la tentación de darnos un baño, con el calor que hace.


Preparando el road trip...

Y los siguientes 2 días los dedico a preparar la road trip a Alice Springs. Puse un anuncio ofreciendo la plaza libre en varios sitios y Gema, una española de Melbourne a quien no llegué a conocer, pero que parece perfecta por lo bien que nos entendemos al hablar, está interesada. Pero al final, haciendo cuentas, le salen muy caros los vuelos de ida y vuelta a Melbourne.

Por Gumtree me contestan otras dos personas: Andrea (alemano-suiza) y Laura (inglesa). Como ambas está en Adelaide, me entrevisto con ellas para ver el feeling. Al fin y al cabo va a ser una convivencia de 5 días y conviene que sea con alguien con quien me pueda entender.

Laura parte con ventaja, ya que tiene más experiencia viajera y conduce (Andrea no tiene carnet). Pero siento que tiene una energía bajísima que contrasta demasiado con mi energía que suele ser siempre muy alta. No lo veo claro.

Andrea no conduce, pero es más de mi edad (42) y parece mucho más divertida y de energía alta. Aún así no estoy convencido del todo, pero al final me decido por ella.

Estos dos días que dedico a la preparación del viaje, tengo que bajar al centro desde Adelaide Hills. Hay un bus, pero, como siempre, no puedo resistirme a hacer autostop. Una de las veces me recoge Galit, una encantadora mujer de Israel.



No tengo demasiado tiempo para hacer turismo por Adelaide, pero alguna foto saco.



Y así se me pasan volando los 4 días en Adelaide. 

Para las dos últimas noches, compro algo de comida y hago sendas ensaladas para mis anfitriones, que no paran de decir lo que les encanta. Y es que en estos lugares no saben aliñar las ensaladas.

Hablo mucho con Candice sobre espiritualidad y gatos (tiene una gatita en casa). Está estudiando Art Therapy y es muy interesante verla dibujar sus emociones.

La última noche (3 de marzo) me despido de todos, ya que para estar en la sede de Apollo a las 8 de la mañana del sábado 4, tengo que levantarme a las 5:45 y coger el bus de las 6:50, cuya parada está a 20 minutos andando de la casa.

Han sido todos maravillosos conmigo. A pesar de que la idea era estar sólo 2 noches, no les ha importado acogerme 4 y me han hecho sentir como en casa. No tengo suficientes palabras de agradecimiento. El ambiente que se respira en esa casa me hace desear algo así, si alguna vez me asiento y tengo que compartir un espacio.


Cuentas...

Como estamos a primeros de mes, toca repasar las cuentas de febrero. Veamos...

GASTOS:
  • TRANSPORTE:             
    • Road Trip Melbourne-Adelaide:  231,89€
    • Vuelo Adelaide-Melbourne:       63,90€
    • MyKi:                           25,26€
    • Bus:                             7,07€
    • Ferry Kangaroo Island:          69,38€
  • COMIDA:   
    • Comer fuera:                    70,24€
    • Comprar comida:                 75,11€
    • Cafés:                          73,59€
    • Bebidas:                        96,58€
  • OTROS:
    • Postales:                        9,29€
    • Alta en MindMyHouse.com:        18,77€
    • Compulsa Pasaporte:              3,17€
    • Champú:                          2,53€
    • Datos Internet:                 21,00€
  • TOTAL:                              767,76€

INGRESOS:
  • Camarero:                          104,28€
  • Propinas:                           23,18€
  • UberEATS:                          127,00€
  • Venta Bici:                         21,15€
  • TOTAL:                              275,61

SALDO:
  • TOTAL:                              492,15€

Y vuelvo a tener más gastos que ingresos. era inevitable al dejar Melbourne. Pero el saldo no es demasiado malo, teniendo en cuenta que he incluido la road trip.

Mis saldos mensuales quedan tal que así:

  • DIC:             345€
  • ENE: 393-19 =    374€
  • FEB:             387€
  • MAR: 468-290 =   178€
  • ABR: 301-39 =    262€
  • MAY:             880€
  • JUN: 925-12 =    913€
  • JUL: 765-30 =    735€
  • AGO: 602-507 =    95€
  • SEP: 864-641 =   223€
  • OCT:           1.090€
  • NOV: 753-506 =   -47€
  • DIC: 1178-1027=  121€
  • ENE: 760-1529 = -769€
  • FEB: 768-276 =   492€
  • TOTAL:         5.279€
  • MEDIA MENSUAL:   352€


Sigo teniendo una media mensual maravillosamente baja. Vamos bien.


Conclusiones...

La verdad es que siento un poco que desd que salí de Melbourne estoy demasiado de paso por todas partes y que no me está dando tiempo a disfrutarlo. Normalmente me gusta estar un mes en cada lugar que visito, pero esta vez mi objetivo es Bali. Todo lo demás está siendo un viaje más o menos acelerado para llegar a Darwin, a 4.000 kms de Melbourne, que es donde tengo que coger el vuelo. 

Por otra parte está siendo una maravillosa despedida de Australia, pudiendo visitar muchos lugares nuevos y, especialmente, el Outback, el corazón de Australia.

Y esa aventura empieza...

....mañana.



No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.