Singapur (Singapur) - De paso por Singapur

martes, abril 24, 2018
859 días viajando...
8 días en Singapur...


Tras mi paso por Malasia, mi siguiente destino es... ¡Madrid! Sí, vuelvo a "casa" a pasar unos 4 meses para descansar, recargar pilas, ganar algo de dinero, cerrar algunos asuntos y marchar en agosto hacia el otro lado del mundo... ¡América".

Mi viaje desde Malasia a Madrid hace una parada de una noche en Singapur, ya que es desde allí desde donde salen los vuelos baratos.

Así que, el día 23 de abril de 2018, tras despedirme de Julie en Kuala Lumpur, me subo al avión con destino Singapur. Como siempre, me cojo última fila con la esperanza de viajar solo en la fila, y parece que va a ser así... hasta el ultimísimo momento, en el que se me sienta toda una familia al lado.


En el aeropuerto de Kuala Lumpur me hizo mucha gracia esta marca de comida una tanto... conservadora. ;-)


El vuelo es corto y en nada ya estoy en Singapur. Para alojarme, escojo el River City Inn, un hostel que no es excesivamente barato (ninguno lo es aquí) pero que está especialmente bien. Muy limpio y agradable.

Salgo para comer algo y voy directamente a mi lugar favorito en Singapur, el Yi Xin Vegan Food.



Es un restaurante vegano en pleno Chinatown donde todo está buenísimo y los precios son sorprendentemente baratos.


Me pido una sopa de noodles al curry que está espectacular.



Luego un paseo por la zona Clarke Quay, mi zona favorita de Singapur.


Vuelta al hostel a escribir el blog. Otro paseo por la noche...



Al día siguiente, 24 de abril de 2018, dejo el hostel y marcho para el aeropuerto. Mi vuelo a Madrid hace una pequeña escala en Doha. Al subir al primer vuelo, compruebo con alegría que no sólo soy el único de la fila... es que soy casi el único en el avión! Tocamos a una azafata por pasajero.


Llegando a Doha...


El segundo vuelo no va tan vacío como el anterior, pero sí voy solo en la fila. Un lujo. Veo una peli americana que no consigo recordar ahora, pero el mejor momento era un discurso que alguien daba en la TV y que se veía como lo seguían desde varias partes del mundo. Y había una escena de 3 segundos donde se veía como escuchaban atentamente en un bar de Sevilla. Y hay que decir que está perfectamente ambientado. Todos parecen estereotipos españoles.



Poco después pasamos los Alpes. Tengo que ir a Suiza en algún momento.


Y ya por la noche, llegada a Barajas!


Al igual que el año pasado, mi vuelta a Madrid no significa el final de mi viaje. Ni siquiera lo considero un paréntesis. Para mí, este tiempo que me tomo para visitar familia y amigos, forma también parte de mi viaje, así que... el blog continúa.

Pocos días antes de llegar, puse un post en Facebook avisando que venía (esta vez no vengo de sorpresa) y pidiendo ayuda para conseguir una habitación y una moto. Y lo genial es que llego con ambos asuntos resueltos. Jaime, el hermano de mi amiga Isabel (con quien me saqué el título de buceo hace varios siglos), me vende su moto y ya hemos quedado mañana para que me la dé. Y mi maravillosa amiga Paula, me ha ofrecido la habitación de invitados de su casa de Vicálvaro durante el tiempo que esté aquí. No hay como confiar, para que todo salga bien.

Mi plan es estar los 2 primeros meses (mayo y junio) de tranqui, quedar con gente y trabajar todo lo que pueda para irme con algo de dinero. Para ello me he apuntado a repartir comida con UberEats, como hacía en Melbourne, pero con moto, que es más descansado que la bici. Luego dedicar un mes (julio) a viajar por España con la moto, a ver si soy capaz. Y el último mes (agosto), prepararlo todo para la continuación de mi viaje, que ya tiene fecha y lugar. Tengo un HouseSitting en Nassau (Bahamas) durante todo el mes de septiembre.

Tiene buena pinta, ¿no?

La verdad es que estoy feliz de estar en Madrid, estoy feliz de viajar y estoy feliz con este modo de vida que he escogido.







No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.