Reino Unido (Londres) - De paso por Londres



981 días viajando...
2 días en Londres...



El 22 de agosto de 2018 dejo "mi tierra" y vuelo hasta Londres. Mi plan es pasar 2 noches aquí, luego volar a Toronto para pasar 3 noches y finalmente volar a Nassau (Bahamas) para hacer un housestting de 1 mes.

Vuelo con Iberia Express. El vuelo va con retraso, pero para las 20:45 ya estoy en Victoria Station.


Para mis dos noches en Londres he conseguido un Couchsurfing. La madrileña Penélope se ha ofrecido alojarme en su apartamento de la zona de Forest Gate.

En el Metro de Londres te puedes encontrar cualquier cosa. Ve preparado.


Llego un poco tarde, pero Penélope me está esperando y me da de cenar un maravilloso curry vegetariano. Le he traído un queso manchego como obsequio, pero resulta que es vegana... qué fallo!

En realidad la primera que me recibe es Pepa, su imparable perrita que adora tener compañía y atención.


Ceno mientras nos contamos la vida. La de Penélope resulta fascinante. Nunca había conocido a nadie con semejante capacidad de reinventarse a sí misma o, como ella lo llama, reencarnarse en vida. Siendo muy joven dejó su hogar y se fue con su novio a viajar por el mundo durante varios años. Cuando se separaron, volvió a Madrid para trabajar en algo que la aburría, por lo que se vino a Londres para apuntarse a una escuela de circo como trapecista. Y llegó a dedicarse a ello, pero una mala caída le provocó una lesión que le hizo tener que retirarse. Después de aquello, buscó otra salida y se puso a estudiar Ciencias Químicas en una universidad londinense y, actualmente, es profesora de química en un instituto de secundaria de aquí, de Londres. Me imagino ser un adolescente victoriano que estudia en el instituto y que se encuentra que su profesora de química es una ex-trapecista española. Debe ser la bomba.

Está tan encantada con su vida aquí que se compró este pequeño apartamento. Como sólo tiene una habitación, me apaña un colchón en el salón. Y tan ricamente.

Por la mañana recibo la visita de su gata Chopis.


Penélope tiene, además de la incansable perrita Pepa, dos gatos: la gata Chopis ...


...y el gato Pochis, al que no consigo fotografiar porque es increíblemente tímido y asustadizo. Está escondido en su cuarto y apenas he podido verlo.

Me levanto pronto y me hago mi sesión de yoga en un pequeño hueco del salón. Aprovecho la ocasión para estrenar la nueva esterilla que me regaló mi amiga Rocío. ¡¡Muchas gracias!!


...disfrutando de las vistas desde su casa.


Cuando Penélope se levanta, me prepara café y tostadas con tomate para desayunar. Es pura amabilidad.

Aunque el tiempo no acompaña demasiado (bueno, es Londres), habrá que hacer algo de turisteo. Así que me voy para el centro.



Pronto llego al London Bridge.




Parece que hay obras en el Thames.


Y, desde ahí, me doy un paseo hasta el Tower Bridge.



Por cierto, en Londres, para la protección antiterrorista, nada de maceteros. Aquí usan monolitos de cemento y metal. Perfecto para posados, eso sí.


En las cercanías del puente pillo una boda y me hacen un posado. Hasta la fotógrafa se deja fotografiar.


Hago una parada en el Caffe Paradiso, un sitio muy agradable y escondido para tomar algo.

Luego, más tarde, para comer, voy a mi restaurante favorito de Londres que descubrí en una de mis primeras visitas. El Tokyo Diner, muy cerca de Leycester Square.



Me encanta su filosofía no-propinas. Si queremos agradecer el servicio y la comida, que traigamos a nuestros amigos. Así que eso hago, lo recomiendo aquí. Muy especialmente su sopa de noddles soba y curry.



A un precio más que razonable.


Por la tarde sigo mi paseo por el centro. Paso por delante del teatro Donmar Warehouse, el teatro donde hace muchos años vi una maravillosa versión del Merrily We Roll Along, de Stephen Sondheim, que me dejó tan fascinado que en 2004 hice mi propia versión con mi compañía Tela-Katola.


Sigo mi paseo al atardecer por el otro lado del London Bridge.


Y, para cenar, vuelvo al Tokyo Diner (lo mío es vicio), pero esta vez para probar el curry con tofu. Espectacular.


De vuelta a casa de Penélope, me llama la atención un cartel en el portal. Parece que son muy estrictos con lo de subarrendar apartamentos. 


Por la noche Penélope se acuesta pronto y yo me quedo escribiendo el blog en muy buena compañía.


En mi último día en Londres, el 24 de agosto de 2018, decido irme a visitar Candem Town, una de las zonas más típicas de Londres. Y la verdad es que tiene bastante encanto.

Me quedo especialmente fascinado con el Hawley Lock, el sistema de esclusas del río.



Me siento a tomar un café con vistas a la plaza.


Y algo más tarde, me doy un paseo siguiendo el río en dirección a Regent's Park.


Son muy curiosas todas las embarcaciones amarradas en el río que hacen las veces de vivienda.



Llego a Regent's Park y me lo cruzo de norte a sur. Es un parque enorme y muy agradable, lleno de obras de arte.



Finalmente toca ponerse en marcha. Vuelvo a casa de Penélope para despedirme de ella, agradecerle infinitamente su hospitalidad, recoger mis cosas y tirar para el aeropuerto.

El tren que me lleva hacia allá va lleno hasta la bandera... excepto el vagón de primera clase. Pero no me puedo colar, claro. Así que me toca ir de pie.


Mi vuelo a Toronto sale del Aeropuerto de Stansted, que está a rebosar. 


Vuelo con Primera Air, una compañía danesa Low-Cost. Es un poco locura coger un Low-Cost para un trayecto tan largo, pero es que era la única con un precio razonable. La verdad es que nunca he oído hablar de esta compañía. A ver qué tal es.

En cualquier caso, paso los controles sin problemas... y ahí está mi avión.


Siempre es un placer pasar por Londres, probablemente la ciudad Europea no española que más veces he visitado. Lástima que vaya con economía de guerra y no haya podido ver ningún musical.

Ahora toca una nueva ciudad en un nuevo país. Mi breve paso por Toronto supondrá mi primera visita a Canadá. A ver qué me encuentro.

Para los que vais a visitar Canadá por primera vez, recordad que previamente os debéis sacar el eTA (Electronic Travel Authorization), una autorización idéntica al ESTA de USA, imprescindible para viajar a Canadá aunque sea para hacer escala. 

Pero OJO, como siempre en estos casos, hay miles de webs intentando hacerse pasar por "oficiales" pero que no son más que agencias camufladas que te cobrarán una comisión muy tocha por sacártelo. El único sitio oficial es este:


Y es muy fácil hacerlo online. De hecho, ni siquiera necesitas imprimir nada una vez que te lo aprueban. Es algo que queda asociado a tu número de pasaporte y que constará en inmigración cuando llegues. El coste de sacarse el eTA son 7 CAD (4,64€ al cambio actual).

Yo ya lo tengo, así que...

...vamos allá!




No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.