Canada (Vancouver Island) - Alpacas, llamas... y conociendo Vancouver Island.


1.296 días Viajando...
19 días en Vancouver Island...


El 16 de junio de 2019 terminé mi Housesitting en el West End de Vancouver y partí en dirección a mi nuevo destino, un workaway en una Hobby Farm de Vancouver Island.


La llegada...

Para llegar, tengo que coger el Ferry que sale de Horseshoe Bay y deja en Nanaimo, que está en la mitad sur de la isla.


Y ahí está, Vancouver Island.



Vancouver Island es una enorme isla en la costa oeste de Canadá que está pegada a la frontera con USA. Tiene la particularidad de que una de sus ciudades, Victoria, es la capital de la provincia de British Columbia y no Vancouver, siendo la ciudad más grande y poblada de la provincia. Rarezas de los canadienses, que prefieren tener que coger un ferry o un avión para hacer trámites en la capital.

Una vez en Nanaimo, quiero hacer autostop, pero la cosa está complicada. La salida de la terminal del ferry es una carretera no accesible a los peatones, por lo que no hay opción de ponerse ahí. Tengo que recorrerme toda la terminal hasta salir fuera y después tengo que caminar por una carretera poco transitada en dirección a la carretera principal de la isla. Es un buen paseo, cargado con mis mochilas, pero no hay otra opción.

Mientras voy caminando, llevo puesto el dedo por si acaso y, para mi sorpresa, veo que una camioneta que me ha pasado, da la vuelta unos cien metros más adelante y vuelve para buscarme. Menos mal.

Se trata de Bill, que va Campell River, en el norte de la isla y que, por lo tanto, mi destino, Fanny Bay, le pilla de camino.

Como vamos en dirección noroeste y estamos casi en solsticio de verano, tenemos el sol justo de frente.


Bill me deja a la altura de Fanny Bay, donde nos despedimos y le agradezco el paseo.


Efectivamente es aquí.


Y, nada más llegar, tengo el mejor de los recibimientos. Binky y Quia, las alpacas, son las primeras que vienen a mi encuentro.


Detrás viene David, el dueño del lugar que me lleva hasta la casa y me hace el tour de bienvenida.


El Workaway...

Mis hosts son David y Janice que, junto con su hijo Nathan, gestionan el lugar, donde desarrollan varias actividades.

La principal actividad (el negocio familiar) es un albergue para perros y gatos, donde los acogen cuando los dueños se van de viaje. Efectivamente, son la competencia de mi actividad de housesitting

Para los perros tienen una serie de casetas con su pequeño patio individual para tenerlos separados, y luego un gran terreno donde los sacan a jugar y socializar, según su comportamiento.



Y para los gatos tienen una casa con pequeñas habitaciones individuales (lo que se ve detrás. Lo de delante es el mini-gallinero).



Está todo muy nuevo, limpio y bien organizado.

Pero los voluntarios no trabajamos en esta actividad, ya que, al ser un negocio, se supone que no está permitido por las leyes canadienses tener voluntarios. Para esta actividad tienen contratada a una chica.

La otra actividad es la Hobby Farm, es decir, una granja donde se crían animales por placer y no para hacer negocio con ellos. En concreto tienen dos alpacas (Binky y Quia) y dos llamas (Pearl y Abby). Sí, yo también creía que era lo mismo una alpaca y una llama, pero aquí he aprendido que no.

A la mañana siguiente me las presentan formalmente.


Las alpacas son Binky, que es increíblemente fotogénica, parecería que siempre está sonriendo...





...y su madre, Quia.



Como son madre e hija, son inseparables.




Y las llamas son Pearl...


...y Abby.


Y aquí se las puede ver juntas y se ve la diferencia. Las llamas son sensiblemente más grandes... y más tímidas.




La historia de la Hobby Farm empieza el día en que David y Janice se enteran de que hay unos vecinos que tienen dos alpacas de las que se quieren deshacer. Se las encontraron en unas condiciones terribles, sucias, desnutridas y con enfermedades en la piel. Les llevó meses de cuidados devolverlas a su estado actual. Y da la impresión de que están muy agradecidas por ello, porque son enormemente confiadas con la gente y se les nota la adoración que tienen por David y Janice.



Más tarde alguien les avisó que había un matrimonio por la zona que tenía 2 llamas y que les buscaban nuevo hogar, ya que se mudaban de país. En este caso las llamas estaban en buenas condiciones y decidieron quedarse también con ellas.

Y en la casa también están Simon, un gato negro que apareció un día por ahí y se quedó...


...y Cosette, el gato de Nathan.


Y una docena de gallinas que son las que nos proporcionan los huevos del desayuno.


El alojamiento...

Como ya saben los que me leen, workaway es una plataforma que pone en contacto a viajeros, con personas o familias que necesitan ayuda, y les ofrecen, a cambio de su ayuda, alojamiento y comida.

Cuando llegué a casa de David y Janice, había dos voluntarios más: Phil de Alemania y Marlene de Holanda. Al día siguiente a mi llegada, se nos unió Sinah, también alemana (los alemanes son los más viajeros del mundo... te los encuentras por todas partes!). Phil y Marlene se marcharon a los pocos días y se nos unió días después Eve, de Gran Bretaña y, pocos días antes de mi partida, dos chicos franceses muy jóvenes.

El alojamiento, en esta ocasión, es una habitación bastante amplia donde nos llegamos a juntar hasta cuatro personas. En mis últimos días aquí, con la llegada de los franceses, la habitación es ya un puro caos.


Normalmente siempre busco workaways donde pueda tener una habitación privada, pero en este caso acepté compartir habitación porque me interesaba el proyecto.


Las tareas...

En este workaway mis tareas han sido de lo más variadas. 

1ª Tarea: Preparar el huerto. En mi primer día de trabajo, David tenía que ausentarse, así que me pusieron a continuar la tarea que estaba haciendo Phil, ya que él se encontraba mal y no iba a trabajar. 

La idea es que quieren hacer un huerto en esta zona de la propiedad, pero se han encontrado que el terreno está lleno de piedras y la tierra es especialmente mala. 


Así que hay que pasar la tierra (previamente amontonada con una excavadora) por una red, para quitarle las piedras y las ramas.


Es un trabajo en el que se me va toda la mañana. Pero a partir del segundo día, ya sigue Phil y a mí me ponen con otras cosas.

2ª Tarea: Arreglar el tejado de un armario exterior. La caseta de los gatos tiene un pequeño armario exterior cuyo tejado es de madera y está hecho una pena por la humedad y el sol. 


David me va guiando, pero, en general, me deja bastante libertad y acceso a todas sus herramientas (¡tiene de todo!) para que lo haga a mi manera.


Lo primero es quitar completamente el tejado antiguo y construir uno nuevo.



Aquí puede verse casi todo el proceso.


Y, en pocos días, así de aparente queda.


3ª Tarea: Terminar de poner las maderas en el gallinero. El gallinero es una construcción que hizo David y que es una auténtica maravilla. En casi todos los sitios que he estado, el gallinero es algo que se hace sin demasiado cuidado o estética, ya que, al fin y al cabo, es para las gallinas. Pero David es un perfeccionista y cuida mucho los detalles y la estética. Sólo quedan por poner algunas maderas a modo de embellecedores y también como protección extra para evitar que los mapaches puedan encontrar un hueco en el enrejado y entrar a comerse las gallinas.

Es un trabajo fácil, pero implica mucha medición, cortar las maderas con determinados ángulos, etc.

Para poner las maderas, he usado por primera vez una pistola de clavos de aire comprimido.


El antes...


...y el después.


4ª Tarea: Construir una senda que rodea la propiedad. Por un tema del seguro, no pueden pasear a los perros que albergan por fuera de la propiedad. Es por ello que desde hace semanas, todos los voluntarios han ido trabajando en distintas fases de la preparación de una senda que la rodea por completo. Ya está terminada como la mitad. El trabajo consiste en limpiar el camino de plantas, matorrales, piedras, etc. Y una vez que el camino queda bien liso y limpio de hierbas, se cubre con una buena capa de virutas de madera para que no vuelvan a crecer.


5ª Tarea: Construir una barandilla para el gallinero. El gallinero tiene un pequeño porche que conduce a los ponederos. Janice quiere poner una barandilla para que quede más bonito, así que aprovechando unos postes que tenía David y me pongo a ello.

Me entusiasman estos trabajos de carpintería, sobre todo cuando me dejan tanta libertad en el diseño y la ejecución.




6ª Tarea: Arreglar una escalera rota. Una de las escaleras de aluminio se ha medio partido por una de sus patas. David me propone que la arregle poniendo unas placas de metal y atornillándolas. Esto me permite trabajar también con el metal, cortándolo y agujereándolo.


Y así de chulo me va quedando.


7ª Tarea: Hacer botones de madera. Janice tiene la idea de hacer y vender botones hechos con la madera de las ramas de cedro. Es una tarea que empezó una voluntaria anterior, pero no consiguió un buen producto. Yo dedico unas cuantas horas a experimentar varias opciones hasta encontrar una que funcione y quede bien.


Y así van quedando.


Después, durante varios días, los froto con un trapo impregnado en aceite de linaza, y quedan perfectos.

Y algo que no es una tarea, pero que hacemos todos con gusto, son los paseos que damos con Binky y Quia.




Las comidas...

Pero no todo es trabajo... también comemos. El acuerdo en este workaway es que cada uno se prepara su desayuno y almuerzo (con lo que hay en la casa, y la verdad es que hay de todo), y luego la cena se cocina y come en común.

Janice me ha enseñado a hacer leche de almendras (para mis numerosos cafés) y me ha encantado la experiencia. Es tremendamente fácil:

  1. Dejo las almendras (no hace falta que sean peladas) en remojo durante uno o dos días. Si va a ser más de un día, es mejor dejarlas en la nevera. Cuanto más tiempo, más cremosa quedará la leche, pero no pasarse, que se pueden pudrir. Dos días es el ideal.
  2. Se desecha el agua y se lavan muy bien para quitarle todas las impurezas medio-tóxicas que sueltan.
  3. Se ponen en la batidora con 3 veces su volumen en agua. Se puede poner más o menos agua, dependiendo si se quiere más ligera o más cremosa. Como toque personal yo le añado un poco de canela y unas gotas de vainilla. También está la opción de guardar la leche ya terminada con una rama de canela dentro. Se conserva mejor y le da muy buen sabor.
  4. Se bate muy bien la mezcla a máxima potencia.
  5. Para colar la mezcla, hay quien usa telas especiales para leches vegetales y que luego son un rollo de limpiar. Yo he descubierto que con un colador normal de rejilla es más que suficiente. Luego se aplasta bien con una cuchara para que suelte todo el jugo.
  6. Ya está, lo que obtenemos es la leche de almendras lista para consumir. Se guarda en un envase cerrado en la nevera y dura varios días.
  7. Los restos de las almendras molidas, conocido como Okara de Almendras, tiene multitud de usos. El más sencillo es el que yo hacía: La esparzo sobre una bandeja del horno, y la pongo a 80-90º durante unas 2-3 horas, hasta que queda completamente seca (también puede dejarse al sol, si no se la comen los pájaros). Una vez seca, la guardo en un bote y la añado a mis ensaladas, guisos o papillas de plátano y cacao, como hago con los frutos secos en general. Si se muele, se puede usar como harina de almendras para respostería sin gluten.
Desayunos: Suelo hacerme unas tostadas con aceite, tomate, huevos fritos... y mucho café con leche de almendras y cacao.


Almuerzos: Me suelo hacer un pequeño guiso de arroz, lentejas y algunas verduras, al que le suelo añadir algunos huevos y frutos secos. Mis compañeros, como buenos anglosajones, suelen coger unas bases de masa, le añaden mucho queso de fundir, y algo de embutidos o similares, lo ponen en la sandwichera... y arreando. Así que suelen flipar bastante con mis arroces. Pero es mi forma de evitar el gluten lo más que puedo.


Cenas. Las cenas son la ocasión especial para que los voluntarios puedan mostrar sus habilidades culinarias y para poder comer en común.

En mi segunda noche, Janice nos preparó un quinoa al horno. Cocina de miedo.


Y aquí estamos todos (aunque la foto está fatal hecha), de izquierda a derecha somos Sinah, Marlene, Janice, David, Nathan, Phil y yo.


Pocos días después, me ofrezco para hacer mi especialidad: tortilla española con ensalada. En esta ocasión tengo a Sinah de ayudante de cocina.



El momento que siempre causa furor es el de voltear la tortilla. Siempre, en todas partes del mundo, me dicen lo mismo... 

- Pero... ¿por qué no lo haces en el horno?
- Porque eso es una frittata!!

Y es que los anglosajones no podrían vivir sin horno.


Al final no quedan nada mal, la verdad.



¡Y les encanta!



Lo acompañamos con un sorprendente vino de ciruela que hace la vecina y que ha envasado en esta botella de vino español.


Yo no sabía que se podía hacer vino de ciruela, pero la verdad es que está impresionante.

Otra de las noches nos cocina Sinah.


Y aquí mi última cena con la familia. Estamos yo, Gary (otro de los hijos de David y Janice) con su novia Rebecca, que están de visita, Eve de UK, Janice, los dos voluntarios franceses, David y Nathan.


Y cuando no tenemos ganas de cocinar, hacemos barbacoa. En esas ocasiones, para los vegetarianos (Eve y yo) David nos hace hamburguesas vegetarianas.


O más frecuentemente hacemos una cena alrededor de la hoguera, asando salchichas. 


Y hacen una cosa muy curiosa que yo no conocía: Janice prepara una masa como de pan, con la que envuelven un palo y la ponen al fuego y, cuando está cocinada, meten la salchicha dentro.


En estas ocasiones comparto con Eve unas verduras asadas. Pongo un montón de verduras y un boniato con algo de sal y aceite en papel de aluminio y lo ponemos al fuego. Queda de muerte.



Y de postre pruebo por fin los famosos marshmallows. Me siento como si fuera Charlie Brown.



Aunque sólo los tomo una vez, porque la verdad es que están bastante asquerosos. 😅


Mi rutina mañanera...

Todos los días me levanto a las 7 en punto para hacer mi sesión de yoga. Mi rutina de yoga es siempre exactamente la misma. Y es casi la misma con la que inicié el viaje, aunque le he ido añadiendo cosas. Ésta es la que hago ahora:


Tras el yoga, me hago el desayuno y a las 9 empiezo a trabajar. Da gusto tener 2 horas por la mañana para mí.


El FBI...

El local más cercano a la casa de David y Janice es el Fanny Bay Inn (FBI)


Todos los domingos hay música en directo interpretada por una banda local y hay un ambientazo genial.

El primer domingo hace mal tiempo, por lo que el evento es dentro.


Pero el siguiente domingo ya hace bueno, y se hace en el patio.


Lo fuerte del FBI es que a las 20h se acaba la música y a las 21h ya han cerrado. Así que si queremos cenar y disfrutar... hay que ir sobre las 17-18h. Con razón flipan cuando van a España.


Las excursiones...

Pero no todo es trabajar y comer. También tengo tiempo de visitar los alrededores.


Justo pegado a la propiedad de David y Janice pasa una vía de tren abandonada que recorre casi toda la isla, desde Courtenay hasta Victoria. Impresiona caminar por ella. Se puede ir hacia el sur...


...o hacia el norte, pasando por las casa de los vecinos.


En algunos puntos el paisaje, con los árboles formando un túnel, es impresionante.


Y si se sigue andando durante una media hora hacia el norte, se llega al Río Tsable, al que la vía lo cruza por un espectacular puente de madera que parece de hace siglos... y que impresiona una barbaridad el cruzarlo.





Fanny Bay es famosa por sus ostras, que se cultivan en unas granjas en un embarcadero y en unos barcos en desuso que hay cerca de la casa.



Otro dia nos todos vamos a ver el atardecer (y a hacer fotos) al Puerto de Deep Bay.






Los fines de semana los tengo libres, así que en mi primer día libre decido darme una vuelta por Courtenay, el pueblo medio grande más cercano. Mi plan es ir en autostop y, como Sinah también tiene que ir para allá para encontrarse con una amiga, le propongo que se una a la aventura. Ella nunca ha hecho autostop en su vida, así que es toda una experiencia para ella.

Como es sábado, hay muy poca gente circulando hacia el norte por la carretera principal, por eso tardamos bastante en conseguir que alguien pare, algo más de media hora. Pero al final nos recoge Norman, un ingeniero eléctrico que va para allá. Norman tiene un acento tan espantosamente cerrado que apenas entiendo el 30% de lo que dice.

Nos deja a la entrada del pueblo y nos despedimos agradecidamente.


Sinah se va con su amiga, y yo me doy una vuelta por el Farmer's Market.



Veo que los Farmer's Markets de aquí no son como los que estaba acostumbrado a ver en otros países, donde eran aprovechados por los productores locales para vender sus productos sin intermediarios a precios mucho más baratos que en el supermercado. Este Market es en realidad unos cuantos puestos de productos muy selectos y cool a precios escandalosos.

Me doy una vuelta por las tiendas de ropa de segunda mano a ver si encuentro algo razonable para ir renovando vestuario. Me encanta el sentido del humor para escoger el nombre de tienda.


Y me quedo impresionado con el Street Art de Courtenay.


Para volver, me recogen el bueno de Mike, operador de maquinaria pesada, y su perrita ciega Bella.



El domingo me apetece hacerme alguna ruta por la naturaleza, así que le pido a David que me recomiende alguna que esté cerquita. Me dice que hay una ruta muy chula a una cascada en el Rosewall Creek Provincial Park y se ofrece a llevarme hasta allí en coche. Yo pensaba ir en autostop (soy muy de ir a mi bola) pero se lo agradezco.

Cuando ya estoy preparado para salir, David me dice que se lo ha dicho a Phil y que se viene conmigo. Reconozco que esto me sienta como una patada en mis partes. 

Por un lado me apetecía mucho pasar unas horas de soledad en contacto con la naturaleza. Es algo que he descubierto que necesito cada vez más.

Pero por otro lado me sienta fatal que David no entienda que éste era "mi plan" y que él no puede invitar por su cuenta a gente a unirse sin preguntarme antes. Me parece una intromisión inaceptable en mi libertad.

Cuando estamos subiendo al coche, Phil me pregunta si me importa que se venga conmigo... ¿y qué le digo? "Pues sí, la verdad es que mi idea era estar solo y me habéis jodido el plan David y tú". Lamentablemente mi honestidad no llega a esos extremos tan... sinceros, y le digo que no pasa nada.

Pero sí pasa, y me jode bastante verme en este tipo de situaciones cuando me he trabajado tanto el ser yo quien decide todo sobre mi vida.

En fin, quitando el cabreo, el sitio es bastante chulo.


Hay un enorme número de árboles muertos que han caído en algún momento. Tiene un punto de fantasmal.



Y, finalmente, llegamos a los Therriault Falls.





A la vuelta, nos ponemos a hacer autostop, pero al ser dos chicos, la cosa es mucho más difícil. 


Nos tiramos una hora intentándolo, y nada. Al final, bastante harto, le digo a Phil que nos vayamos andando. Hay más de dos horas hasta la casa y llevamos ya una buena paliza, pero prefiero eso a seguir ahí parado.

Mientras andamos, Phil sigue poniendo el dedo y, de repente, nos para una furgo. Son una maravillosa pareja, Matt & Lilly, que nos llevan hasta Fanny Bay y nos salvan la vida.



Un día entre semana, David y Janice tienen que hacer unas gestiones en Victoria, la capital de la provincia de British Columbia y se ofrecen a llevarnos a todos para que podamos conocer la ciudad.

El viaje hasta allí es un tironcillo de unas 4 horas.


Una vez en Victoria nos separamos y yo me doy una vuelta para hacer fotos por el Downtown...










Este curioso edificio en restauración respetando únicamente la fachada...


Para comer me pillo una ensalada bastante buena y me la como en el Thunderbird Park.


...que es famoso por sus totems.


Desde ahí decido darme un largo paseo cruzando todo Beacon Hill Park hacia el sur...


Hago una parada en un baño público donde no puedo evitar hacer una foto a la corrección política de los canadienses. ¿Cómo pones las instrucciones de un cambiador de bebés sin caer en un estereotipo machista? Usando la imagen de un oso asexuado.


Casi en el límite sur del parque está el Totem Más Alto Del Mundo Sin Sujeciones. Nada menos que 40 m.



Y el parque termina en la costa sur de Vancouver Island.


Otro detalle típicamente canadiense. El agua que no bebes, llena un bebedero para perros.


A la vuelta paso por delante del famoso Hotel Fairmont Empress.


Hago foto de un precioso mural de Vancouver Island.


Y escucho a unos músicos callejeros impresionantes.


Como me sobra tiempo, cruzo el Johnson Street Bridge y llego a Songhees Point, que tiene unas vistas chulísimas de Victoria.


Vuelvo a cruzar el puente de vuelta...


...y quedo con David delante de la estatua del Capitan Cook.


A la vuelta el tráfico es tan terrible que David propone que paremos a cenar por el camino, así que hacemos una parada en el Browns Socialhouse Uptown. Lo más destacable del lugar es que puedes ver un partido de baseball mientras echas una meadita.



He conocido a Chandra, una canadiense de Courtenay, y me ha invitado a hacer kayaking en Goose Spit, una pequeña península que hay enfrente de esa ciudad.

Así que en mi día libre me voy para allá, como siempre, en autostop. Me recoge John, que me deja a la altura de Royston, un poco antes de Courtenay.


Para el trocito que me queda, me lleva Kaz, un tipo supermajo.


Una vez en Courtenay me recoge Chandra y vamos con los Kayaks hasta el Puerto de Comox Valley.


Y empezamos a remar hasta la península del Escupitajo de Ganso.



Una vez allí, nos damos un paseo por la playa. Me encuentro con una concha que pensé que había sido tallada a mano y se le había perdido a alguien...


Pero un poco más allá hay otra...


Y otra, y otra... está lleno!


Me entero de que son las Sand Dollars, también conocidas como Dólar de Arena o Galleta de Mar.


Para volver, consigo un ride con Bran hasta Union Bay.


Allí me vuelvo a poner en posición...


...donde me recoge Joanne en su descapotable.



El 1 de julio se celebra en todo Canadá el día de la independencia de Reino Unido. Es el Canada Day. Un día muy festivo y alegre donde todo el mundo se viste de rojo y blanco.

Para celebrarlo, nos vamos hasta Parksville, una población a una hora hacia el sur, donde hacen la mayor celebración de la isla.



Hay escenario donde van pasando diferentes grupos.


A destacar las Twin Kennedy, dos gemelas de Powell River que estudiaron música en la Universidad de Victoria y hacen conciertos juntas.


Al atardecer la explanada está completamente llena.


Y el atardecer es especialmente bonito.





Y justo cuando se hace de noche, empiezan los fuegos artificiales.


Aquí va un resumen del día:


Y mi último día de voluntario en Fanny Bay, el 4 de julio de 2019, David nos lleva a Eve, los franceses, Gary y Rebecca y a mí, de excursión a varios sitios:


Se trata de un bosque de árboles centenarios bastante espectacular.


El más famoso es el Douglas Fir, con más de 800 años de edad.

Foto de David
Pero la verdad es que todos son espectaculares.

Foto de David

Incluso los árboles que cayeron.





Es un mirador con vistas a la ciudad portuaria de Port Alberni, cuyo nombre viene del militar catalán Pere d'Alberní.



Curiosas pegatinas de protesta en algunas estructuras de ingeniería.



Cerca también de Port Alberni hay una cosa curiosa a la que llaman The Hole in the Wall...


...y que es literalmente eso.


Foto de David
Creí que era natural, creado por el agua al pasar, pero resulta que es artificial. Pero no deja de ser curioso el lugar.




Desde ahí vamos hasta unas cascadas en el Little Qualicum Falls Provincial Park.



Es impresionante ver cómo se acumulan los troncos arrastrados por el río cuando está crecido.


Siempre me da mucha tristeza ver troncos así cortados. No puedo evitar ver el número de anillos y pensar en la cantidad de años que dedicó el árbol en llegar a ser lo que fue, para que en apenas unos minutos, alguien le haya puesto final.



Y, por último, visitamos el mercado de las cabras en el tejado.


Me creo que el nombre es un eufemismo hasta que me doy cuenta de que...





La despedida...

Y todo llega a su final... incluso un poco antes de lo previsto. Eve me comentó hace unos días que había visto un workaway de una compañía de teatro que usaban un barco como escenario y que estaban ahora reparando el barco en Vancouver. La idea me fascinó y contacté con ellos dando por hecho que ya no merecía la pena ir para los pocos días que me quedaban en Canadá. Pero me contestaron muy interesados en mi perfil e invitándome a unirme a ellos aunque fuera sólo unos pocos días.

Así que ni me lo pienso y el día 5 de julio de 2019 me despido la familia, los voluntarios, los gatetes, la casa...


...y de las alpacas, porsupu.


Para ir a Vancouver tengo que llegar hasta la Terminal del Ferry de Nanaimo. Como siempre, opto por la opción del autostop. David no está muy convencido, ya que si no consigo que me lleven, puedo perder el Ferry, pero me voy con margen suficiente y al final siempre hay un alma caritativa, como Jeff, que no le importa desviarse un poco para dejarme en la misma terminal.


Y aquí estoy, listo para poner de nuevo rumbo a Vancouver...


...pero esta vez cojo el ferry a Tsawwassen, cerca de Richmond, que es donde haré mi siguiente workaway. Pero eso... en el próximo capítulo.


Cuentas...

Y durante mi estancia en el workaway de Vancouver Island terminó el mes de junio, así que toca hacer las cuentas. Este mes corresponde a mi Housesitting en Vancouver y casi doto mi workaway en Vancouver Island.

GASTOS:
  • COMIDA: 
    • Comer fuera:              101,78€
    • Comprar comida:           212,05€
    • Cafés:                     69,48€
    • Bebidas:                   41,46€
    • SUBTOTAL:                 424,77€
  • TRANSPORTE: 
    • Ferry:                     11,76€
    • Bici:                       7,31€
    • SUBTOTAL:                  19,07€
    • VIVIENDA:
      • Hotel:                         0€
    • OTROS: 
      • Ropa:                      17,36€
      • Peluquería:                13,19€
      • Postales:                  11,97€
      • Higiene:                   10,48€
      • Conexión Internet:         32,06€
      • SUBTOTAL:                  85,06€ 
    • TOTAL:                        528,90€

    INGRESOS: 
    • PROPINA:                      132,85€
    • TOTAL:                        132,85€ 

    SALDO: 
    • TOTAL:                       -396,05€ 
    Con workaway siempre se gasta mucho menos, ya que no hay que comprar comida y no hay tantas opciones de salir y gastar. A eso le añadimos la propina que medio Thorsten por cuidar de su pequeña familia, y me ha quedado un mes muy apañado.

    Mi media mensual queda tal que así:
    • DIC'15:              345€    (Media: 345€)
    • ENE'16: 393-19 =     374€    (Media: 360€) 
    • FEB'16:              387€    (Media: 369€) 
    • MAR'16: 468-290 =    178€    (Media: 321€) 
    • ABR'16: 301-39 =     262€    (Media: 309€) 
    • MAY'16:              880€    (Media: 404€) 
    • JUN'16: 925-12 =     913€    (Media: 477€) 
    • JUL'16: 765-30 =     735€    (Media: 509€) 
    • AGO'16: 602-507 =     95€    (Media: 463€) 
    • SEP'16: 864-641 =    223€    (Media: 439€) 
    • OCT'16:            1.090€    (Media: 498€) 
    • NOV'16: 706-753 =    -47€    (Media: 453€) 
    • DIC'16: 1178-1057=   121€    (Media: 427€) 
    • ENE'17: 760-1529 =  -769€    (Media: 342€) 
    • FEB'17: 768-276 =    492€    (Media: 352€) 
    • MAR'17: 1052-106 =   946€    (Media: 389€) 
    • ABR'17: 818-67 =     751€    (Media: 410€) 
    • MAY'17:            1.326€    (Media: 461€) 
    • JUN'17:              328€    (Media: 454€) 
    • JUL'17:              468€    (Media: 455€) 
    • AGO'17:              986€    (Media: 480€) 
    • SEP'17: 658-677 =    -19€    (Media: 458€) 
    • OCT'17: 780-408 =    372€    (Media: 454€) 
    • NOV'17:            1.373€    (Media: 492€) 
    • DIC'17: 1402-618 =   784€    (Media: 504€) 
    • ENE'18: 597-790 =   -193€    (Media: 477€) 
    • FEB'18: 751-806 =    -55€    (Media: 457€) 
    • MAR'18: 533-63 =     470€    (Media: 458€) 
    • ABR'18: 2121-20 =  2.101€    (Media: 514€) 
    • MAY'18: 1018-988 =    30€    (Media: 498€) 
    • JUN'18: 866-1187 =  -321€    (Media: 472€) 
    • JUL'18: 753-306 =    447€    (Media: 471€) 
    • AGO'18: 1497-185 = 1.312€    (Media: 497€) 
    • SEP'18: 777-900 =   -123€    (Media: 478€)
    • OCT'18: 1313-43 =  1.270€    (Media: 501€)
    • NOV'18: 1115-485 =   630€    (Media: 505€)
    • DIC'18:              432€    (Media: 500€)
    • ENE'19:              997€    (Media: 513€)
    • FEB'19: 591-43 =     548€    (Media: 514€)
    • MAR'19: 812-562 =    250€    (Media: 507€)
    • ABR'19: 637-1221 =  -584€    (Media: 481€)
    • MAY'19: 820 =        820€    (Media: 489€)
    • JUN'19: 529-133 =    396€    (Media: 487€)
    • TOTAL:            20.931€ 
    • MEDIA MENSUAL:       487€ 
    Y la media casi no se mueve, claro.


    Concluyendo...

    Ha sido muy agradable volver a hacer un workaway con más voluntarios. Me da la oportunidad de conocer gente de varios países y compartir experiencias. Pero implica adaptarse, claro. No es tan fácil como tener una casa para ti solo y hacer y cocinar lo que tú quieras y dormir tú solo en una habitación. Pero le da bastante vidilla a la rutina diaria y pasan cosas muy divertidas. Como, por ejemplo...

    Una noche yo estaba viendo Juego de Tronos en mi cama con el portátil y los cascos y Sinah estaba en la cama de al lado viendo algo en alemán en su móvil. Y sí, sabía que era algo en alemán porque, a pesar de llevar yo mis cascos puestos, ella tenía su móvil a todo trapo. Yo estaba flipando, porque era bastante tarde y Eve ya dormía en otra cama, pero pensé... "ay, estos alemanes..."

    Cuando terminé el capítulo, me dispuse a dormir... pero claro, no había manera. Sinah seguía viendo algo a todo volumen, así que al final me atreví a decirle...

    - Oye, Sinah... Sinah... SINAAAH!!
    - Eh?
    - Igual es hora de dormir, ¿no?
    - Ah, pero se oye?

    En ese momento se quita los cascos que lleva puestos desde hace más de una hora y se da cuenta de que no estaban funcionando y de que lleva todo ese tiempo escuchando el sonido "al aire". Menudas risas.

    Así que en general disfruto por igual Housesittigs y Workaways por distintas razones y lo ideal para mí es irlos alternando.

    Vancouver Island, por su parte, me ha parecido más bien una especie de lugar de retiro para canadienses con dinero. De hecho no hay más que ver los vídeos del Fanny Bay Inn para ver de lo que hablo. Creo que fue David el que me dijo que la edad media de la zona era de unos 65 años. Pero es cierto que sólo he conocido la costa este de la isla. Al parecer lo más famoso es Tofino, en la costa oeste, lugar de surfistas y tal.


    Planeando...

    Como ya he comentado, de aquí me voy a un curioso workaway en un astillero de Richmond ayudando a reparar un barco-teatro, pero sólo estaré 5 días ahí porque el día 11 de julio de 2019 dejo Canadá para volar al... Caribe!

    Y es que resulta que cuando estuve en la Riviera Maya de México, allá por febrero, conocí en una quedada de españoles en Playa del Carmen a Toñi, una mallorquina que vivía ahí, pero que se iba a mudar muy próximamente con su marido a la isla de Saint Martin. Y al enterarse de la manera en la que yo viajaba, me dijo que en julio tenía que ir a España por un par de semanas y que se quedaría mucho más tranquila si yo me quedaba en su casa con sus gatos. En ese momento mi plan era viajar por USA y Canadá durante el resto del año, pero le dije que mantuviéramos el contacto y veríamos.

    Yo conocía la Isla de Saint Martin (como todo el mundo) desde hacía años por los vídeos de la famosa playa a pie de pista del aeropuerto por donde pasan los aviones sobre tu cabeza. Y la verdad es que me llamaba la atención visitarla, y la oportunidad de tener un housesitting allá no es algo que pase todos los días.

    Así que, aunque inicialmente mi plan era pasar varios meses por Canadá aprovechando el verano, al final he encontrado un vuelo barato y he decidido irme a esta isla y disfrutar del Caribe, porque las cosas hay que aceptarlas cuando se presentan de forma tan fácil. Y, por otra parte, tampoco me está convenciendo la gente de Canadá. Son muy parecidos a los americanos, en el sentido de que no son (generalizando mucho, como siempre) especialmente amables ni abiertos.

    Así que...

    ...nos vamos a Caribe!!!


    No hay comentarios:

    Con la tecnología de Blogger.