St. Kitts & Nevis (Nevis) - Trabajando en el Nevis Botanical Gardens


1.359 días viajando...
21 días en Nevis...


El 16 de agosto de 2019 terminó mi duro Workaway en la Casa Flotante de Saint Martin. Mientras estaba allí, busqué un nuevo destino donde pudiera volar no demasiado caro. Encontré un Housesitting de 2 semanas en la Isla de Nevis (St. Kitts & Nevis) para septiembre. Hablé con la dueña, Carol, y le expliqué que era un poco caro volar hasta allí sólo por 2 semanas, que necesitaría algo más, y ella me puso en contacto con Christi, la dueña de los Jardines Botánicos de Nevis, que necesitaba un housesitter que ocupara la casa en la que normalmente se alojaban los voluntarios y parte del staff, pero donde ahora no vivía nadie, para cuidar de un perro y 3 gatos que tenía viviendo allí. Yo acepto encantado y le digo de ir 3 semanas antes de mi Housesitting, así sumo 5 semanas de estancia. En principio es un Housesitting, pero Christi se ofrece a pagarme el billete hasta allí (200 USD) a cambio de 2 días de trabajo voluntario a la semana en los Jardines y un compromiso de permanencia de esas 3 semanas. Me parece un trato justo y acepto encantado.

Así que aquí estoy, a punto de volar a la Isla de Nevis. Como es un vuelo corto vamos a volar... en eso!



La llegada

Efectivamente, volamos en un avión de juguete y, como somos sólo 6 pasajeros, esto parece una salida escolar. Y lo mejor de todo, la cabina no tiene puerta. Da gusto cuando no hay miles de medidas de seguridad. Despegamos a las 8:00.


Las vistas de Saint Martin desde el aire son espectaculares.


Y pienso... qué pena no haber grabado el despegue, porque las vistas son chulísimas. Pero cuidado con lo que deseas, que el universo siempre escucha.

Según nos vamos acercando a Nevis, me fijo en que los pilotos no paran de observar la imagen del radar, donde se ve una gran mancha roja. Cuando ya falta poco para llegar, hacen un gran viraje y nos informan de que hay mal tiempo en la isla y que no lo ven claro para aterrizar, así que damos media vuelta y volvemos a Saint Martin hasta que mejore el tiempo. Esto es la fiesta.

A las 8:45 estamos de vuelta en Saint Martin y nos dicen que ya nos avisarán.


Al final no salimos hasta 4 horas más tarde, a las 12:40. Ésta vez sí grabo el despegue y las vistas de Saint Martin desde el aire. No siempre se tienen segundas oportunidades.


La última vista es de la bahía de Phillipsrburg.


Poco después estamos sobrevolando la sla de St. Kitts.


Y muy poco después estamos aterrizando en Nevis. Hay un momento en que pienso que la avioneta está perdiendo altura fuera de control. Y es que lo del acercamiento al aeropuerto con estos aviones de juguete, es de risa.




En inmigración me toca un chico muy joven en prácticas que no para de sudar y le tiemblan las manos, mientras una funcionaria lo vigila desde detrás y le va guiando. Hay un momento en el que le dice "es europeo, así que 1 mes". Yo no estoy seguro de haber entendido bien, pero, efectivamente en mi pasaporte pone que mi estancia es de sólo 1 mes. Es raro, porque se supone que a los turistas europeos nos dan 3 meses. Y yo necesito algo más de un mes. Me tocará extenderlo.

Pero finalmente estoy en mi 19º país de este viaje.


Cuando salgo del aeropuerto hay sólo un taxi y una mujer muy mayor sentada fuera. Christi me dijo que cogiera un taxi del aeropuerto a los Jardínes, que serián unos 20 USD, así que no tengo muchas opciones. Cuando ya me he subido, toca esperar a otra de las pasajeras que se une a nuestro viaje. ¿Eso significa que repartimos el coste del viaje? Noooooo! 


Es más, cuando le pregunto cuánto me va a costar, me dice que 30 USD. Me escandalizo, pero no tengo más opciones y espero que Christi me pague también este viaje. Craso error... me lo como con patatas.

Lo peor del caso es que días después aprenderé que hay buses por 1 USD y que incluso hacer autostop es fácil en la isla. Tengo que aprender a no fiarme ciegamente en las indicaciones que me dan.


Nevis

Nevis (en español Nieves) es una de las dos islas (la más pequeña de las dos) que forman el país caribeño St. Kitts & Nevis (San Cristobal y Nieves en español). La otra, obviamente, es St. Kitts (San Cristobal).



Ambas islas forman el país más pequeño de todo el continente americano, así que imagina cómo de pequeña es Nevis. Tiene una población de unos 11.500 habitantes, equivalente a un pueblo pequeño.

Son islas volcánicas y fueron descubiertas por Cristobal Colón en su segundo viaje. A Nevis le pusieron el nombre de Nieves porque su volcán, visibles desde todos los puntos de la isla, está siempre cubierto por nubes. Fue colonia española hasta 1628, cuando fue conquistada por los ingleses y luego por los franceses, quienes se la estuvieron repartiendo hasta 1713, cuando se la quedó definitivamente Gran Bretaña. En 1967 pasó a ser un estado libre asociado a UK y en 1983 alcanzó la plena independencia, aunque forma parte de la Commonwealth.

Es por ello que su jefe de estado es la Reina de Inglaterra y su idioma oficial es el inglés. Por otro lado, su moneda es el Dolar del Caribe Oriental (XDC), aunque en todas partes aceptan también el USD.

La población local de las islas está compuesta en su mayoría por descendientes de los esclavos traídos del África Occidental.


Nevis Botánical Gardens

Mi primer destino son los Nevis Botanical Garden y allí conozco por fin a su dueña, mi host, Christi, quien me recibe con un abrazo y me ofrece que me dé una vuelta por los jardines para conocerlos y coma algo en el restaurante mientras termina unos asuntos antes de llevarme a mi nuevo hogar.



Éste es John Lloyd, uno de los trabajadores filipinos de los jardines y con quien hago amistad inmediata. Es una persona genial. 


Las otras dos trabajadoras filipinas son Grace y Mary Jane, con quienes también me llevo genial. Son encantadoras y superamables.

Los jardines están llenos de esculturas de arte asiático, ya que ésa era la especialidad del difunto marido de Christi.


Lo del fondo es Oasis, el restaurante tailandés que forma parte de los jardines.




El jardín me resulta sorprendentemente pequeño y sencillo, pero es que la isla también lo es, claro.

Aquí conozco a algunos de mis "compañeros de trabajo":

Tango...


Chacha...


También está Snoopy, el hermano de Ozzy (el perro que cuidaré en mi casa), pero no se deja fotografiar.

Y Ming!


Y es que Christi tiene 3 perros y 1 gato en los Jardines y 1 perro y 3 gatos en el que será mi nuevo hogar.

Ah, y me olvidaba de Bridget!



Sí, tienen también una cabra... no me preguntéis por qué.


Mi hogar y sus habitantes

Durante mucho tiempo la economía de Nevis se basó en el azúcar. Es por ello que es fácil encontrar algunos viejos molinos de azúcar aún en pie. Uno de ellos, el Eva Wilkin Sugar Mill, fue restaurado y habitado por la famosa pintora Eva Wilkin a principios del S. XX, donde pintaba y vendía su obra.


Mi hogar será la casa que está pegada justo al molino.


La casa tiene unas 5 habitaciones. Ésta es la mía.


Un poco desangelada, pero al menos tiene mosquitera!

Y aquí conozco a los que serán mis nuevos compañeros durante las próximas tres semanas.

Éste es Ozzy.


Ozzy es un buenazo. Cuando llego, lleva varios días solo, desde que se fueron los anteriores voluntarios, Jill y Chris, una pareja canadiense. Sólo de los jardines vienen a verlo dos veces al día para darle de comer. Por eso me lo encuentro especialmente triste y necesitado de afecto.



Jill y Chris estuvieron de voluntarios aquí durante 6 meses. Se fueron poco antes de que yo llegara. Son también viajeros que lo dejaron todo. Cuentan su experiencia en su blog Just Some Wandering. Son artistas y dejaron su firma en la casa en la que ellos vivían y donde vivo yo ahora.


Y una de las cosas que cuentan es que un día apareció por la casa esta preciosidad a la que llamaron Mitten, y se quedó a vivir.


Lo que no sabían era que Mitten estaba preñada. Poco después de su llegada montó un nido dentro del sofá y de ahí nacieron Sleeve...


...Socks (igual que su madre, pero con calcetines blancos en las patas traseras)...


...y un tercer gato que murió. Por aquel entonces habían dos perros, Ozzy y otro medio salvaje que se escapaba por las noches y mataba las cabras de los vecinos. Un día que el tercer gato salió al jardín, también fue "cazado" por este perro. Fue por eso que Christi tuvo que dárselo a una amiga suya que tiene un espacio más apropiado para tenerlo de forma más inofensiva para los demás.

Socks fue el último en salir del sofá y le tiene terror a todo y a todos. No hay forma de acercarse a él (o ella, vete a saber). Pero poco a poco me voy ganando su confianza.


Incluso, durante mi estancia, los gatos, que al principio le tenían bastante miedo (injustificado) a Ozzy, se van acostumbrando a su presencia, sobre todo Sleeve.





Los hijos de Mitten ya están bastante crecidos, pero parece que Sleeve no se resigna a desapegarse de su madre.


Ozzy vive fuera de la casa, de hecho no se atreve a entrar aunque le invite. Probablemente lo tiene prohibido. Así que los reyes de la casa son los gatos, claro.


Excepto cuando hace mal tiempo, que es cuando Ozzy acepta entrar en casa, pero no pasa del recibidor. El Huracán Dorian nos pasó rozando y sólo trajo considerable lluvia, pero sin grandes vientos, por fortuna.



Mi rutina

Mantengo la rutina de St. Martin de levantarme a las 6, casi con el amanecer, para poder hacer yoga sin que pegue demasiado el sol.

El lugar escogido para la sesión de yoga es al lado del antiguo molino, mirando hacia el amanecer.



Pero a los pocos días me doy cuenta de que por muy pronto que me levante, en cuanto no está nublado, pega demasiado el sol, así que me cambio al lado oeste del molino. 

Según pasan los días, Ozzy y los gatos se van acostumbrando a mis posturas raras y se unen a la fiesta.


Aunque para Ozzy su postura preferida es la de Savasana.


Después del yoga y la ducha, me suelo preparar un batido de papaya, jengibre y zumo de naranja. Y al rato me tomo el café. No suelo desayunar estos días, no me apetece demasiado, así pruebo el ayuno intermitente.

Desde las 6h que me levanto hasta las 8-9h que me voy al trabajo, suponen 2-3 horas de tomarme la mañana con calma, que es algo que me encanta especialmente.

Entre mis tareas de la mañana está la de dar de comer a Ozzy y los gatos.


Hay días, cómo éste, en que parecen muertos de hambre y otros, en cambio, en que ni aparecen para comer. Eso se debe a que como están medio asalvajados, muchas veces cazan su propia comida... como se puede ver.


En los días laborables, estoy yendo a los Jardines Botánicos a echar una mano. Eso lo cuento en la sección siguiente.

Vuelvo a casa por la tarde y, cuando no hago alguna excursión por la isla, me quedo escribiendo el blog, eso si Ozzy no está reclamando atención.


Y cuando se acerca la puesta del sol, aprovechando que no hace ya demasiado calor para llevarme a Ozzy a dar un paseo.


Ozzy debió de sufrir algún tipo de maltrato anteriormente, porque le tiene terror a la gente. Salir de casa para él es todo un avance. Al principio no se atrevía ni loco. Pero poco a poco voy consiguiendo que se atreva un poco más. 


Me he dado cuenta de que no le tiene miedo ni a los otros perros, ni a los burros, ni a las cabras... sólo a las personas que no conoce. Es ver una a lo lejos, y ya quiere volver. Y nunca he conseguido que vaya más allá de la esquina de la calle.



El trabajo

Éste es uno de los puntos delicados de esta historia. Como ya conté, el contacto con Christi no fue a través de ninguna web, lo cual no ayudó que estuvieran claras las condiciones. Y, por otra parte, yo me fie bastante sin preguntar demasiado, como suelo hacer con demasiada frecuencia.

El acuerdo era, en principio, un Housesitting. Christi necesitaba alguien que se quedara a vivir en la casa de Eva Wilkin Mill para cuidar de Ozzy y los gatos. Pero Christi es espectacularmente buena en conseguir hacerte trabajar. Chris y Jill vinieron también para un Housesitting y acabaron quedándose 6 meses haciéndose cargo de todo y trabajando a destajo.

Lo primero fue cuando se ofreció a pagarme el billete de avión (200 USD) a cambio de 2 días de trabajo a la semana en los jardines. Yo acepté encantado, claro.

Nada más llegar me da 35 USD y me dice que es la paga semanal para comidas que se les da a los voluntarios. Yo lo agradezco, claro. No me lo esperaba.

Lo primero que me pide es que consiga arrancar el cortacésped y corte el césped en un par de sitios del jardín. Junto con John Lloyd (amiguísimos ya), lo conseguimos arrancar enseguida y nos echamos unas risas.

Vídeo de John
El primer proyecto tocho que me encarga es arreglar el jardín de detrás de la oficina. Hay una enorme planta de la Fruta de la Pasión creciendo sin control. Las ramas que están dentro de la zona cubierta por la red no dan fruto, porque tienen demasiada poca luz (la red es muy tupida.... es tupida 😅). Así que muchas ramas están escapando por todas partes (es trepadora) y por ahí sí da fruto, pero el problema es que todo el fruto que salga fuera de la zona cerrada se lo comerán los monos.


Es impresionante que toda esa planta con ramas de docenas de metros salga de un solo lugar.


Le propongo a Christi quitar por completo la red que lo cubre, que es demasiado gruesa, ampliar la pequeña estructura a 4 veces su tamaño para poder albergar todas las ramas que hay ahora mismo por fuera, y cubrirlo todo con una red mucho más fina.

A Christi le gusta la idea, así que me pongo con ello.

Cuando llevo dos días, apenas he conseguido quitar la red y he empezado a ampliar la estructura que soporta el Passion Fruit. 



Se supone que sólo trabajo dos días a la semana, así que al despedirme de Christi el segundo día, le pregunto si vuelvo al día siguiente o a la semana siguiente. Ella me dice que prefiere dejar el proyecto acabado y ajustar días después. Por mí no hay problema. Además, los días que trabajo en los Jardines, me dan de comer.


Hay un menú para Staff y Voluntarios con algunos platos para elegir, pero todos llevan carne o pescado. Hablo con Miao, la cocinera tailandesa, y le digo que cada día puede cocinarme lo que ella quiera, pero que no lleve ni carne ni pescado, pero que sí como huevo y que prefiero el arroz a los noodles. Con estas indicaciones, Miao me prepara un plato especial cada día. Es un amor de mujer que apenas habla inglés, pero sonríe todo el rato.


Así que durante los siguientes días sigo trabajando en el proyecto. Para hacer la estructura, utilizo bambú que yo mismo cojo de los jardínes.


Me doy cuenta de que va a ser demasiado peso, así que propongo y me aceptan poner un poste en medio para sostener el peso.






Y así queda.


Finalmente consigo terminar la estructura que cubre todo el espacio y sobre la que crecerán las ramas del Passion Fruit.



Y sobre esa estructura voy poniendo un red suficientemente fina como para dejar pasar mucha luz, pero que pueda proteger los frutos de los monos.


Tras 7 días de trabajo, por fin consigo terminarla.


Empecé un lunes y he acabado el proyecto el martes de la semana siguiente.

El miércoles por la mañana Christi me manda un mensaje preguntando si voy a trabajar. Yo le digo que como se suponía que son 2 días a la semana y llevo trabajados 7, pues no pensaba ir el resto de la semana. A lo que ella me contesta que ya que me está pagando el "Food Allowance", esperaba que trabajara los 5 días de la semana.

Así que de repente y sin darme cuenta, estoy trabajando 5 días a la semana por un techo y 35 USD/semana para comida, es decir, 5 USD/día, cantidad absolutamente insuficiente en esta isla carísima, donde me dejo en comida unas 3 veces esa cantidad (y eso que muchos de los almuerzos los hago en el jardín).

Y es que, efectivamente, mi Housesitting se ha convertido en un Workaway donde trabajo más de 5 horas al día y donde, además, la comida está incluida sólo en una pequeña parte. Desde luego Christi sabe cómo liarte para que acabes trabajando para ella. En fin, sólo son 3 semanas y después tendré un Housesitting de verdad.

Mis siguientes proyectos son:
  • Mover y recablear el servidor de las cámaras de vigilancia.
  • Probar las cámaras en desuso para ver si son viables (no lo son).
  • Arreglar algunas de las herramientas.
  • Colgar una estantería para el monitor de Christi en su oficina.
  • Cambiar de lugar el armario de las llaves que está atornillado a una pared.
  • Arreglar el sonido en la zona del jardín que llaman Conservatory.
  • Probar el sistema de sonido del karaoke en el restaurante (es sorprendentemente poco potente para un amplificador de 3KW).
Y eso sin contar todas las veces que hago de chófer para el staff, aunque eso es de lo más divertido...

Vídeo de John

Vídeo de John

Y aquí puede verse cómo es conducir por Nevis.


Y como último proyecto me pide que pinte la ventana de otra de las casas que hay en Eva Wilkin Mill, que está bastante poco presentable.


Pero la cosa es que cuando me pongo a rascar un poco la pintura de las contraventanas...


Me encuentro que es un nido de termitas. Así que, a dos días de terminar mi "workaway" (y me he pedido un día para limpiar la casa), Christi me pide que fabrique nuevas contraventanas. Y donde hay capitán...

Busco maderas sin usar y encuentro unas cuantas de las que se usan para hacer suelos. Las corto, las uno con unos travesaños y tornillos... 


Y sí, se ven bastante mejor.


Me voy a comprar bisagras y me pongo a la tarea de instalarlas, que no es nada fácil estando solo. Se me caen constantemente.


Mientras estoy en ello, los gatos están jugando en el jardín. Les gusta estar donde yo estoy. De repente escucho a uno de ellos maullar más de lo habitual...


Pero por fin me dejan terminar mi trabajo.



Lo termino en mi ultimísimo día de trabajo. 


Excursiones y Paseos

La Isla de Nevis no es famosa por sus playas. Tiene pocas y no muy bonitas. Es por eso que no es destino turístico popular, porque la mayoría de los turistas van buscando playas. Pero tiene algo que para mí es mucho más valioso. Un volcán lleno de vegetación tropical y con muchas rutas para recorrer.

Las Cascadas

En mi primer domingo en la isla, me hago una ensalada, me cojo una botella de agua, me calzo las botas, y me voy a seguir una ruta que supuestamente lleva a unas cascadas en Nevis Peak, y que he visto en Wikiloc, la web donde la gente cuelga rutas de senderismo.

La ruta sale del Hotel Golden Rock, así que me voy para allá. Son las 12:34.


Voy siguiendo la carretera principal hacia el este. Paso por algunas de las innumerables iglesias que hay en la isla.



Nevis es el país de los burros. Están por todas partes.


Son muy curiosas estas casa abandonadas... aparentemente.


13:00 - Por fin encuentro el desvío hacia Golden Rock. 



Creo que es hacia Monkey Rock...


Pues no, por aquí no puedo seguir.


Y es que me había pasado de largo este desvío de la derecha.


13:10 - Y ahí está, la entrada de Golden Rock. 


13:30 - Me tiro 20 minutos dando vueltas en el complejo hotelero buscando dónde está el dichoso comienzo del camino, hasta que por fin me encuentro esta puerta por la zona del parking.


Y esa puerta me lleva hasta esta señal que indica muy claramente cuál es "The Source", que creo que es el nombre de mi ruta.


13:50 - El camino desemboca en uno de los grandes contenedores de agua de la isla. La verdad es que es más fácil empezar la ruta directamente desde aquí.


13:55 - A partir de ahí el camino se convierte por fin en una senda de montaña, donde te encuentras cosas curiosas como ésta.


14:05 - Todo el camino va siguiendo una tubería.



Ahí a lo lejos se ve el Nevis Peak.


14:30 - De repente el camino, que era bastante ancho y despejado, se convierte en un caminito muy estrecho y con fuerte pendiente hacia la derecha. Da miedito, porque está bastante resbaladizo y no hay mucho en lo que agarrarse. Poco después llego hasta una sorprendente escalera de piedra cubierta de musgo que también hay que bajar con cuidado de no resbalar.


Según wikiloc estoy muy cerca de las cascadas, pero yo no oigo nada y, lo que es peor, no veo ningún camino a partir de aquí.


Podría explorar más, pero la verdad es que he sido un poco descuidado y he cometido un error de novato: No le he dicho a nadie que venía a hacer esta ruta. Voy un poco acojonadete con la idea de tener un accidente aquí sin cobertura (no tengo SIM del país) y sin que nadie sepa que estoy aquí. Con la edad me he vuelto un poco menos loco.

Así que decido volver e intentarlo otro día algo mejor preparado y documentado. 

Por el camino de vuelta tengo un encuentro inesperado.


Poco después decido tomar este desvío un poco hacia el este a ver dónde lleva. Se ve el mar al fondo, así que no hay pérdida.


Y paso al lado de un casoplón aquí escondido en medio de la nada. ¿Quién será S.D.?


Y poco después paso al lado de algunas casas algo más humildes. 




Cuando me estoy acercando a mi casa, grabo este vídeo que es muy representativo de esta zona de Nevis nada turística.


Poco después leo sobre la ruta que acabo de hacer y veo que The Source es en realidad un depósito que ha abastecido de agua a las primeras poblaciones de Nevis desde hace siglos, cuando se construyó esta tubería. De hecho el camino se mantiene para poder reparar la tubería cuando se necesita. Se supone que muy cerca de donde llegué hay una escalera de metal de 40m de altura que lleva hasta The Source, pero, por alguna razón, no la encontré. Se queda pendiente. Aunque lo de subir una escalera metálica de 40m con muchísimos años de antigüedad, no sé si es algo que quiero hacer en solitario. Pero tengo que ir sea como sea.

Por otro lado, veo en el mapa que la cascada queda cerca, aunque su acceso natural es desde otro lugar, The Prison Farm, pero estoy seguro de que ambos caminos están conectados de alguna manera. Ya lo encontraré.


Subida a Nevis Peak

Nevis Peak es el volcán y el punto más alto de la isla de Nevis con sus 985m oficiales, que suenan a poco, pero en una isla tan pequeña la verdad es que destaca de una forma espectacular desde cualquier parte.



Por supuesto sueño con subir a la cumbre desde que llegué, pero esta vez lo preparo bien. Mucha gente local me ha dicho que contrate un guía (¡jamás!), pero está claro que no es un paseo y que me tengo que preparar.

He leído todo lo que he pillado sobre la ruta de subida. En Wikiloc hay una ruta que empieza muy cerca de mi casa, a pesar de que Christi me dijo otro punto de comienzo más lejano, pero más conocido, y que está marcado en Google Maps. Pero prefiero arriesgarme y probar el punto de comienzo que marca wikiloc.

He leído que la ruta puede ser muy resbaladiza que no conviene subir cuando ha llovido (lleva sin llover unos días), que hay que trepar algunos tramos con cuerdas fijas ya puestas (nada que no haya hecho antes). Pero por lo demás, no es una ruta muy larga ni excesivamente difícil. Lo único que me da miedo es que sea peligrosa, como fue la de Cook Islands, porque voy solo.

Así que en mi tercer sábado en la isla, el 31 de agosto de 2019, tras revisar la previsión meteorológica que es muy buena (uso el sitio web Mountain Forecast, especializado en dar la previsión en las montañas), preparo mi mochila con una mega-ensalada, 3 litros de agua con limón, sombrero, camiseta de recambio, sudadera y 2 baterías extra para el móvil; me calzo las botas, me pongo mi camiseta "es fácil encontrarme en caso de accidente", dejo dicho a mi amiga Marta (y publicado en Instagram) la ruta que voy a hacer, y... 

9:07 - ¡Ya estoy listo para salir!


Sí, parece bastante cubierto, pero siempre lo está por las mañanas. Con suerte abrirá mientras subo.

9:20 - Para llegar al punto de comienzo que me manda Wikiloc, debo simplemente cruzar la carretera principal y seguir por la calle de enfrente.


9:30 - Llego a lo que parece una propiedad privada, una casa, sin vallas ni nada, así que la rodeo discretamente y sigo por detrás, un poco cuesta arriba hasta llegar a una carretera secundaria., de esta manera he evitado un largo rodeo si sigo las calles.


9:35 - Esta carretera termina en otra donde se gira a la izquierda.


9:36 - Y, apenas unos 30m más allá, giramos a la derecha para seguir subiendo.


9:42 - Esta carretera termina abruptamente en una casa particular... mierda, ¿me he equivodado?


Pues no, porque si miro a mi derecha, bastante escondido...


Sí, la verdad es que lo podrían indicar un poco mejor.

El camino es claro, aunque no muy concurrido. A pesar de ser sábado y no muy temprano, está claro que soy el primero que pasa por aquí en algún tiempo, porque me voy comiendo todas las telarañas del camino. Tengo que ir con un palo por delante para irlas evitando.

9:45 - Empiezo a encontrarme las primeras cuerdas, aunque son más de ayuda que realmente necesarias.


9:50 - El camino, al principio, viene muy bien indicado con algunos trozos de tela atados a los árboles. No hay pérdida.




9:58 - Hago un hallazgo bastante macabro en medio del camino. Yo diría que es un mono, ¿no?


10:02 - Me encuentro unos guantes dejados sobre una roca. Había leído algunas recomendaciones de llevar guantes para las cuerdas. Deduzco que alguien que los usó decidió dejarlos aquí como "ofrenda" para que le sirva al siguiente que haga la ruta. Acepto la ofrenda.


10:05 - Y poco después, como era de esperar, empiezan las subidas fuertes con cuerda. Agradezco mucho los guantes, la verdad. En general intento no cargar todo mi peso en la cuerda y utilizarla solo como seguridad, porque algunas parecen bastante viejas.


10:22 - Pero otras parecen recién reemplazadas. Quien sea que lleva el mantenimiento de esta ruta, hay que darle un aplauso y todo mi agradecimiento.


10:28 - Me encuentro otra "ofrenda". Alguien ha dejado este pañuelo aquí. Acepto también esta ofrenda muy agradecido.


10:33 - El bosque tropical va ganando en espesura y espectacularidad. La subida es dura pero nada peligrosa y de una belleza increíble. Lo estoy disfrutando como un niño.


10:42 - A partir de cierto momento ya es una cuerda detrás de otra. La subida es muy empinada y agotadora, pero me encanta.


10:50 - Aunque no ha llovido, la humedad aquí es constante y está todo embarrado y resbaladizo. Especialmente cuando son rocas.


11:00 - Y finalmente...


No estoy seguro de que esto sea la cima porque lo que veo a mi izquierda parece más alto. Miro alguna forma de llegar hasta allí, pero no veo ninguna que no sea una locura. Además, me doy cuenta de que ésta es la cima oficial, porque...


Como se suponía que estaba subiendo la cara sur, al llegar me creo que lo que veo enfrente debe ser la parte norte de la isla... pero pronto me doy cuenta de que no.


El viento en el Caribe siempre va de este a oeste y aquí veo que las nubes van de izquierda a derecha, así que estoy mirando al sur.

11:11 - Por supuesto, dejo mi firma en el "Guestbook".


Me quedo casi 2 horas en la cima para comer mi ensalada y para esperar los breves huecos entre las nubes en los que puedo disfrutar y fotografiar las vistas.

12:06...


12:38 - Consigo hacerme la foto oficial de mi álbum "Hand-Up!"


12:40 - Incluso me da tiempo a encontrar mi casa. De ahí vengo. No hay duda de que eso es el lado sur.


12:51 - Empiezo a bajar. La bajada es algo más complicada y requiere más técnica. Aquí sí que tienes que poner todo tu peso en la cuerda para descolgarte, no hay otra.


13:50 - Devuelvo la ofrenda para el siguiente explorador. Pero el pañuelo verde me lo quedo.


14:00 - ¡Llego al principio del trail sano y salvo! Ha sido 1h 10' de subida y 1h 10' de bajada. ¡Qué simetría!


14:25 - Home sweet home. 5h y 20' de excursión. 


En casa hago algo de más de investigación gracias a Google Earth y puedo comprobar que lo que se considera la cima "oficial" es un punto en el filo del cráter del volcán a unos 938m de altura. La forma del volcán puede verse muy claramente en esta espectacular vista aérea. 


Pero Google Earth también me indica que, efectivamente, un poco hacia el noereste de mi posición una zona más elevada, a unos 956m de altura, 18m más de lo que estaba. Pero doy por hecho que es inaccesible.

Es una ruta especialmente bonita y, a poco que se tenga experiencia y uno se prepare bien, se puede hacer sin guía. 


Saddle Hill

Saddle Hill, con sus 345m, es uno de los puntos más altos de la zona sur de la isla. Voy allí por recomendación de los anteriores voluntarios, Chris & Jill, ya que pilla bastante cerca de la casa. De hecho, desde ahí se ve muy bien.


Saddle Hill es la colina del medio, a la derecha están las dos antenas abandonadas, y a la izquierda la antena en uso. Dedico varios días a recorrer esa zona, siempre al atardecer.

Y ya nada más salir de casa no puedo dejar de hacer fotos. La luz es maravillosa.


Otra de las infinitas iglesias de la isla.


Espero que el refugio de emergencia no sea ése.


Esta palmera parece la resistencia ante el avance agrícola.


Cabras entablando dulce amistad...


Pequeña cabaña junto al Passion Bar.


Voy de camino a la doble antena por un atajo que he descubierto.





Efectivamente parecen abandonadas...



...y hace mucho tiempo! OS/2??


Esto debería estar en un museo.


Hemmmm.... ¿¿esto dónde se enchufa??


Desde aquí hay unas bonitas vistas de la zona sur de la isla, con el Monte Nevis (siempre cubierto) al fondo.


En otra de mis excursiones, pillo un atardecer especialmente bonito. 



Y en mi exploración hago un descubrimiento más que inesperado.


Alucino completamente. Da la impresión de que se hayan ido hace poco y dejándolo todo.





Otro día decido hacer la ruta que lleva a la otra antena y a Saddle Hill


Pasando por la casa container.


Las vistas de Nevis Peak desde esta ruta son especialmente bonitas.


Y, de repente....¡¡ otra casa abandonada!!


En ésta da la impresión de que se llegó a terminar, pero nunca se llegó a habitar. Las vistas desde la terraza son increíbles.



Sigo hacia la antena.


Muchas antena... y poco cable!


Luego me doy cuenta de que sí que bajan más cables desde la antena que van por otro sitio.

Como no hay nadie y me siento aventurero, me subo al tejado de la caseta.



Desde donde hay unas vistas increíbles también.


Pero esto no es aún Saddle Hill. El acceso está bastante escondido. Es eso de la izquierda.


A partir de ahí sube un pequeño sendero indicado con postes de madera.



Y, efectivamente, hay una de las mejores vistas de Nevis.




La vuelta es casi tan interesante como la ida.




La vuelta la grabo y la subo como mi primera ruta en Wikiloc.


Charlestown

Charlestown es la capital (y prácticamente la única ciudad que merezca ese apelativo) de Nevis. Es pequeñísima, pero es donde tienes que ir a hacer cualquier trámite.


Una de las pocas atracciones turísticas de la ciudad son las aguas termales o Hot Springs


Es gratuito, y no es más que una minúscula piscina donde no he sido capaz de meter más que el pie. Las aguas termales tienen sentido en lugares fríos. Pero ¿quién en su sano juicio se mete en agua hirviendo en una isla tropical donde mueres de calor todo el día?

Aquí algunas fotos de un atardecer en Charlestown.




Otros lugares

En un par de ocasiones voy al Yachtsman Grill Bar...


Para tomarme una cerve y disfrutar de las vistas de la isla de St. Kitts...


O Oualie Beach Resort a ver el atardecer



También se pueden disfrutar de cerveza y atardeceres en el Sunshine.


Por cierto, la cerveza en estos sitios no es nada barata. Sale a unos 4 USD el botellín.


Curiosidades de Nevis

Lo primero que llama la atención en Nevis son los burros... están por todas partes. Son burros callejeros.



Al parecer los usaban en Nevis tiempo atrás para el transporte, pero cuando llegaron los medio motorizados, simplemente los abandonaron. Pero los burros se adaptaron al terreno y se multiplicaron y ahora hay millares, según las estimaciones, y se han convertido en un problema para la agricultura y el turismo, por los destrozos que ocasionan y por el escándalo que arman, especialmente cuando se aparean. Se escucha en toda la isla.

Actualmente es un tema polémico en Nevis, ya que en algunos casos los están matando sin más y abandonando los cadáveres por ahí. Como siempre, optamos por la solución fácil y barata, en vez de la más humana. 

Los otros seres abandonados son los coches. Al igual que en St. Martin había centenares de barcos abandonados, aquí lo que se ve son coches. Y es impresionante ver las malas hierbas trepando y adueñándose de ellos.





Lamentablemente al ser St. Kitts & Nevis un país anglosajón, la oferta de chocolate ya no es tan buena como la que había en Saint Martin. Pero he encontrado esto que me tiene absolutamente viciado.



Despedidas y planes

Como ya comenté en mi post anterior, lo que me trajo a Nevis es un housesitting que Carol me ofreció hace semanas para cuidar a su gato del 7 al 23 de septiembre. Mi estancia con Christi es algo que surgió después para poder estar más tiempo en la isla.

Así que el día 6 es el día de mi despedida. La tarde anterior me despedí de este lado de la isla y de sus maravillosas vistas del Nevis Peak.


Y el 6 de septiembre de 2019 por la mañana, antes de que venga Carol (muy amablemente) a recogerme, me despido de los gatos, que no me preocupan, porque se apañan bastante bien solos.


Y de Ozzy que se queda bastante triste. Desde hace un par de días sabe que me voy. Lleva escondido debajo de la mesa toda la mañana.



Y lo malo es que Christi no ha encontrado aún a nadie que venga a vivir con ellos. Por ahora vendrá o mandará a alguien dos veces al día para darles de comer. Pero Ozzy definitivamente necesita compañía y atención.


Cuentas

Durante mi estancia en este housesitting/workaway en nevis, terminó el mes de agosto, por lo que toca hacer las cuentas. Este mes corresponde a mis 2 semanas en la casa flotante de St. Martin y a 2 de las 3 semanas en los Jardines Botánicos de Nevis.

GASTOS:
  • COMIDA: 
    • Comer fuera:               14,14€
    • Comprar comida:           397,10€
    • Cafés:                     36,30€
    • Bebidas:                  112,73€
    • SUBTOTAL:                 560,27€
  • TRANSPORTE: 
    • Avión:                    182,20€
    • Taxi:                      26,52€
    • Bu:                         1,67€
    • Gasolina:                   8,89€
    • SUBTOTAL:                 219,28€
    • VIVIENDA:
      • Hotel:                         0€
    • OTROS: 
      • Farmacia:                   6,74€
      • Colada:                    15,14€
      • SUBTOTAL:                  21,88€ 
    • TOTAL:                        801,43€

    INGRESOS: 
    • Reintegro Billete Avión:      180,35€
    • Ayuda para comidas:           113,58€
    • TOTAL:                        293,93€ 

    SALDO: 
    • TOTAL:                       -507,51€ 
    En teoría con workaway debería tener muchísimos menos gastos, pero se me han juntado el workaway de la casa flotante donde no incluían la comida, y el "workaway" de los Jardines Botánicos, donde la ayuda para comida era completamente insuficiente. Y como se puede ver el gran gasto es la comida. Así que se me ha quedado un mes de mucho más gasto de lo que me hubiera gustado.

    Mi media mensual queda tal que así:
    • DIC'15:              345€    (Media: 345€)
    • ENE'16: 393-19 =     374€    (Media: 360€) 
    • FEB'16:              387€    (Media: 369€) 
    • MAR'16: 468-290 =    178€    (Media: 321€) 
    • ABR'16: 301-39 =     262€    (Media: 309€) 
    • MAY'16:              880€    (Media: 404€) 
    • JUN'16: 925-12 =     913€    (Media: 477€) 
    • JUL'16: 765-30 =     735€    (Media: 509€) 
    • AGO'16: 602-507 =     95€    (Media: 463€) 
    • SEP'16: 864-641 =    223€    (Media: 439€) 
    • OCT'16:            1.090€    (Media: 498€) 
    • NOV'16: 706-753 =    -47€    (Media: 453€) 
    • DIC'16: 1178-1057=   121€    (Media: 427€) 
    • ENE'17: 760-1529 =  -769€    (Media: 342€) 
    • FEB'17: 768-276 =    492€    (Media: 352€) 
    • MAR'17: 1052-106 =   946€    (Media: 389€) 
    • ABR'17: 818-67 =     751€    (Media: 410€) 
    • MAY'17:            1.326€    (Media: 461€) 
    • JUN'17:              328€    (Media: 454€) 
    • JUL'17:              468€    (Media: 455€) 
    • AGO'17:              986€    (Media: 480€) 
    • SEP'17: 658-677 =    -19€    (Media: 458€) 
    • OCT'17: 780-408 =    372€    (Media: 454€) 
    • NOV'17:            1.373€    (Media: 492€) 
    • DIC'17: 1402-618 =   784€    (Media: 504€) 
    • ENE'18: 597-790 =   -193€    (Media: 477€) 
    • FEB'18: 751-806 =    -55€    (Media: 457€) 
    • MAR'18: 533-63 =     470€    (Media: 458€) 
    • ABR'18: 2121-20 =  2.101€    (Media: 514€) 
    • MAY'18: 1018-988 =    30€    (Media: 498€) 
    • JUN'18: 866-1187 =  -321€    (Media: 472€) 
    • JUL'18: 753-306 =    447€    (Media: 471€) 
    • AGO'18: 1497-185 = 1.312€    (Media: 497€) 
    • SEP'18: 777-900 =   -123€    (Media: 478€)
    • OCT'18: 1313-43 =  1.270€    (Media: 501€)
    • NOV'18: 1115-485 =   630€    (Media: 505€)
    • DIC'18:              432€    (Media: 500€)
    • ENE'19:              997€    (Media: 513€)
    • FEB'19: 591-43 =     548€    (Media: 514€)
    • MAR'19: 812-562 =    250€    (Media: 507€)
    • ABR'19: 637-1221 =  -584€    (Media: 481€)
    • MAY'19: 820 =        820€    (Media: 489€)
    • JUN'19: 529-133 =    396€    (Media: 487€)
    • JUL'19: 932-539 =    393€    (Media: 485€)
    • AGO'19: 801-294 =    507€    (Media: 485€)
    • TOTAL:            21.831€ 
    • MEDIA MENSUAL:       485€ 

    Pero como mi gasto ha sido muy cercano a la media, ésta ni se imuta, claro.


    Conclusiones

    Como saben los que me leen, lo que más me gusta de viajar es estudiar y entender los cambios culturales entre diferentes zonas del mundo. Así como Saint Martin daba la impresión de no tener mucha población auténticamente local (daba la impresión de que todo el mundo venía de otra parte), aquí sí que hay una fuerte presencia local, ya que Nevis no es una isla demasiado turística. Eso hace, en mi opinión, que sus habitantes se hayan vuelto un poco cerrados y poco amables hacia el extranjero. He recibido con muchísima frecuencia un trato frío, seco y, en ocasiones, de lo más antipático, en los autobuses (a pesar de su fino sentido del humor)... 


    ...en el supermercado... e incluso en algunos bares y cafeterías. Los habitantes de Nevis no son muy dados a sonreír por mucho que les sonrías, y mucho menos a un extranjero. Por supuesto que no siempre ha sido así y he recibido algunas sonrisas y trato amable, pero no ha sido la regla general.

    De hecho, este dato me ha llegado por más sitios. Chris y Jill decían muy metafóricamente:
    "it almost feels like the whole island has a Black cloud hanging over it"
    Y es cierto, hay una cierta sensación de depresión en la población local. Supongo que el hecho de ser una isla diminuta donde todo el mundo se conoce, no ayuda.

    Y esto me hace reflexionar sobre el delicado equilibrio que veo en mucho países que son ex-colonias. Muchos de ellos se convierten en paraísos turísticos o residenciales (fiscales) para occidentales adinerados. Esto ayuda a la economía local, pero las diferencias sociales  que se generan son evidentes. En esta isla ves un montón de casoplones espectaculares, pero sus habitantes son casi siempre blancos. En Bahamas era más evidente aún. Y no hablemos ya de Bali.

    ¿Cómo te sentirías tú si hubieras nacido en un lugar donde tú y tu familia habéis vivido por generaciones, y, de repente, gente mucho más adinerada que tú se instala cerca de ti, en viviendas mucho más lujosas que las tuyas, y actuando como si el país fuese suyo, pero, eso sí, parte de su dinero lo gastan en la economía local? Es una situación compleja. Bali sería una isla mucho más pobre sin el turismo, pero esa clase de turismo acabará por destruir la identidad de su gente.

    En algunos casos (como Bali), la población local es muy acogedora con el extranjero, porque gran parte de su economía se basa en el turismo y los necesitan. En otros casos (Bahamas), la población local se muestra bastante indiferente y hay dos mundos completamente separados. Y en casos como los de Nevis, siento que estoy molestando. 

    Y la verdad es que no hay nada que me gustara más que poder mezclarme con la población local y hacer amigos y saber lo que piensan de todo esto. Pero entre mi timidez congénita y lo poco welcoming de sus gentes, pues por ahora no he conseguido gran cosa.

    Pero la naturaleza de Nevis me tiene subyugado y estoy disfrutando como un niño mis excursiones al Monte Nevis. 

    Y más que habrán.




    No hay comentarios:

    Con la tecnología de Blogger.