Puerto Rico (Dorado) - Housesitting gatuno en Dorado Reef


1.403 días viajando...
22 días en Puerto Rico... 


El 27 de septiembre de 2019 me despido de Cushy y de Carol en Nevis y me pongo de nuevo en marcha hacia mi próximo destino, ¡Puerto Rico! 

Pero, por tema de precios, me salía más barato el billete si pasaba noche en Sint Maarten, por lo que le pedí a Toñi, mi ex-host y amiga, si me podía acoger por esa noche. 

Así que he tenido la oportunidad de volver a ver a los maravillosos Hansel... 



...y Gretel.



Y así fue su recibimiento la noche de mi llegada. 


Toñi aprovecha la ocasión para decirme que dentro de un mes tiene que ir a España por dos semanas y pedirme el favor de que me quede con los gatetes otra vez. No estaba en mis planes volver a Sint Maarten (lo tengo ya muy visto) y mi plan era estar más tiempo en Puerto Rico, pero Toñi se ha portado muy bien conmigo y no soy capaz de decirle que no. 


Viaje y llegada... 

Al día siguiente, 28 de septiembre de 2019, por la mañana, vuelta al aeropuerto, donde tengo una de las experiencias más caóticas con una compañía aérea. 

Por primera vez en este viaje, decidí comprar el billete a través de una agencia (Travel2be) en lugar de hacerlo directamente con la compañía aérea como hago siempre, porque la diferencia de precio era sorprendente. Mal hecho, al final comprar por agencia SIEMPRE da problemas. 

Cuando llego al aeropuerto, nos hacen esperar HORAS en la cola de facturación por problemas en el sistema informático de mi compañía, Silver Airways. Después de varias horas y dando por perdido el vuelo, nos cambian de mostrador y de compañía y nos pasan a Seaborne Airways, donde por fin consigo facturar, pero con la sorpresa de que me cobran 40 USD extra por facturación de equipaje. Yo insisto en que al comprar el billete eso estaba incluido y ellos dicen que no les consta. Lo pago y al día siguiente lo reclamo a Travel2Be, quienes me dan la razón y dicen que lo van a reclamar, pero a día de hoy (más de un mes después) sigo sin tener respuesta (nunca más con agencias de viajes, y especialmente nunca más con Trave2be). 

Al final, con más de 4 horas de retraso, por fin embarcamos en este avión de juguete.


Lo peor de todo es que se suponía que mi nueva host, Heather, me venía a recoger al Aeropuerto de San Juan, pero con el retraso me toca cogerme un taxi hasta Dorado (imposible el transporte público a estas horas) y la broma me sale por 65 USD. En total 105 USD extras por culpa de Trabel2be, Silver Airways y Seaborne Airways. ¡Gracias!

Aquí estoy camino de Dorado al anochecer cuando se suponía que llegaba a media tarde.


Pero una vez que llego se me pasan todos los males. Heather y Peter, mis nuevos hosts, son absolutamente encantadores y maravillosos, me reciben con alegría y hasta me han preparado una cena vegetariana.

El otro que me recibe es mi nuevo compañero durante las próximas 3 semanas, Meow Meow...


...con quien conecto enseguida, para gran sorpresa de Heather, que me dice que normalmente tarda días en acostumbrarse a la gente nueva. 

El otro habitante de la casa es Buddy, el pequeño perro de la familia. Buddy está muy ansioso, como siempre que siente que sus papis se preparan para un viaje. Y lo pasa fatal porque no sabe si esta vez le llevarán o no con ellos (casi siempre le llevan, pero cuando no, tiene mucha ansiedad de separación). Y esa ansiedad no se le quita hasta que Heather saca el transportín. Aún así, para asegurarse de que no se olvidan de él, se mete en él y ya no quiere salir. Es de una ternura... 


La casa es maravillosa, mi habitación es estupenda... 


...con estupendas vistas al mar! 


Y es que, efectivamente la casa, está justo frente al mar. Es un autentico lujo pasar el día escuchando las olas.



Dorado... 

Dorado es una pequeña población cercana a la capital, San Juan, a unos 30-40 minutos en coche. Es bastante tranquila y local, sin mucho que ver. 



Me encanta cómo llaman aquí a las residencias de ancianos.


Para salir a tomar algo sin irme muy lejos, suelo ir a Metropol, en cuyo aparcamiento te encuentras cosas tan curiosas como ésta. 


¿¿Tertulias?? 

Eso sí, en Metropol ponen unos margaritas estupendos. 



Dorado Reef.... 

Pero mi nueva casa no está en Dorado, sino en Dorado Reef, una urbanización (o condominio, como lo llaman aquí), situado un poco más al oeste. 

La casa, como comentaba, da directamente al mar y su backyard es perfecto para mis sesiones matinales de yoga. 


O para disfrutar de los atardeceres.


En Puerto Rico, como en España, las playas son siempre públicas por ley. Es por eso que si construyes un condominio privado a pie de playa, acabas teniendo que poner una espantosa alambrada de separación.


Pero lo paradójico del caso es que, en algunos condominios, se hace la trampa de que, vale, sí, la playa es pública, pero no se construye ningún acceso público a ella, por lo que, en realidad, se convierte en una playa privada donde nadie puede acceder si no viene en barco... o nadando. Por eso casi nunca hay nadie.


Aquí mi primer baño.


La playa no es sólo accesible desde Dorado Reef. También lo es desde otras urbanizaciones y algunas casas privadas.


Uno de los momentos más espectaculares en Dorado Reef, fue cuando pillé este impresionante arcoiris.


Y los atardeceres en la playa son también espectaculares.


Otra particularidad de Dorado Reef es que está llena de lagartos e iguanas!




Aunque no es la única fauna que hay por casa.



Meow Meow... 

Como siempre, lo mejor de mis housesittings son los animales que me toca cuidar. En esta ocasión es Meow Meow, un gato de pelo largo que se llema así por lo hablador que es. 


Y resulta ser un gato especialmente cariñoso y demandante de afecto. 


Su sitio favorito es el banco de Buddy cuando él no está. 


Y es que, según me cuenta Heather, Meow Meow está mucho mas relajado en casa cuando Buddy no está, porque suele llegar a ser un poco pesadete con el pobre gato. 

Por las noches, cuando me siento en el sofá a ver The Big Bang Theory en mi portátil, siempre viene a tumbarse a mi lado y dejarse mimar. 


Y por las noches siempre se viene a mi cama y se enrosca debajo de mi brazo. Es de los gatos más cariñosos que he visto. 



Dorado Beach... 

Antes de irse, Heather me pidió el favor de si podía hacer otro housesitting corto durante mi estancia aquí. Sus amigos Michelle y Matt se van de fin de semana y necesitan a alguien que les cuide a sus perretes. La idea es que yo me vaya a su casa ese fin de semana y unos vecinos cuidarán de Meow Meow durante esos días. 

Michelle y Matt viven en otro condominio, Dorado Beach. Crees que Dorado Reef es un condo grande y de lujo... hasta que entras en Dorado Beach. Ahí es dónde se les ha ido la olla del todo a los urbanistas. 

Michelle y Matt son una pareja encantadora que me reciben con muchísima amabilidad. me enseñan mi habitación, de la que no me quejaré... 


Y me presentan a mis nuevos compañeros, Buddy (sí, otro Buddy)...


...y Oliver.


Y una de las cosas más divertidas, es que me dejan para mi uso y disfrute, este carrito de golf. Nunca había conducido uno de ellos, así que lo primero que hago es darme una vuelta por toda la urbanización.


Oliver tiene problemas de cadera y le cuesta bastante andar, así que me llevo sólo a Buddy, que le encantan los paseos en Golf Kart.

Durante el paseo vemos las típicas cosas que te encuentras en todas las urbanizaciones como un helipuerto...


...o la reproducción de un molino de agua.


Incluso tienen sus propios restaurantes y tiendas para que no tengas que salir del condo para nada. Allí nos tomamos nuestro desayuno Buddy y yo el domingo.


Aquí se puede ver un resumen del divertidísimo paseo en el carrito de golf con Buddy.


La verdad es que me lo paso bomba ese fin de semana, dando mimos a Oliver y jugando con Buddy.


Cada vez que me voy a pasear, me llevo a Buddy. Es de los perros más fáciles que he tenido. Lo puedo llevar sin correa sin problema, porque me hace caso constantemente. Me lo llevo en mis paseos por Sunset Point al atardecer...




...o por la playa del este por la mañana. 


Al final los vecinos de Heather no pudieron pasar a visitar a Meow Meow, así que, aprovechando que me dejaron el coche, me doy una vuelta por casa para darle mimos y dejarle más comida hasta mi vuelta. 

En otro de mis paseos en carrito, me encuentro esto. El lugar no puede ser más bucólico. 


En mi último paseo a pie al atardecer por Dorado Beach, puedo disfrutar de las vistas de uno de sus 3 (!!) campos de golf... 



...y ver cómo los vecinos se van preparando para Halloween.


Es interesante conocer desde dentro este tipo de condominios. Ver esta burbuja tan alejada del resto de la sociedad, ver a esos adolescentes pidiendo comida carísima en el restaurante y poniendo todos sus gastos en la cuenta de socio de sus padres. Por muchas barreras que pongamos, las barreras y las fronteras son artificiales, los problemas son globales y, cuando crecen mucho (los problemas), traspasan barreras. Y, personalmente, creo que hace mucho más feliz ayudar a resolver esos problemas, que levantar barreras para no verlos. 


San Juan de Puerto Rico... 

Una de mis primeras escapadas es a El Viejo San Juan, como se conoce popularmente al casco viejo de San Juan de Puerto Rico, situado en una isla llamada Isleta San Juan y conectada al resto de la ciudad por varios puentes. 

Aparco relativamente cerca de El Capitolio


Las calles de El Viejo San Juan son famosas por estar llenas de color...




...y música!


Toda la isla está rodeada por una muralla, que es una de sus más famosas señas de identidad, junto a las casas de colores.


Pero fuera de zona amurallada hay un pequeño barrio llamado La Perla que tiene un encanto muy especial. Es bastante menos desarrollado y turístico (hay quien dice que no muy seguro por las noches), pero a mí me pareció mucho más interesante que todo el resto de la capital.



Está lleno de arte callejero.





Fuera ya de La Perla, paso por Plazuela La Rogativa


Llama la atención la cantidad de gatos callejeros que se ven.


Cuando paso por el puerto, me encuentro, por supuesto, con un crucero recién llegado.


y, finalmente, la Plaza de Colón.



Hiking Group... 

Gracias a Peter, consigo meterme en un grupo de Whatsapp de Hiking en Puerto Rico y me apunto a su primera quedada. No es estrictamente un hiking, sino más bien una quedada/barbacoa en casa de Pedro y María, una pareja que vive en una casa por la zona de Aguas Buenas. La cosa es que un mes antes el grupo estuvo de hiking por esa zona y se perdieron. Pedro y María les acogieron y les invitaron a comer (Los puertorriqueños son gente hospitalaria y maravillosa). La quedada de hoy es una especie de pay-back por lo bien que se portaron. Vamos a su casa, pero llevamos nosotros la comida y bebida.

La casa está en lo alto de una montaña, pero tiene un enorme terreno que baja colina abajo hasta el río, donde se han construido una cabañita, y es ahí donde hacemos la barbacoa. 


Y aquí está Pedro.


El río hace una pequeña poza que es perfecta para darse un baño. Además está llena de pequeños peces que te mordisquean la piel de las piernas... aunque hay algunos un poco más grandes cuyos mordiscos hacen menos cosquillitas.



Y aquí la foto de despedida desde la terraza de su casa.



Charco Azul...

Para excursiones de un día, me recomendaron la web Puerto Rico Day Trips y me recomendaron también que no dejara de ir a Charco Azul, unas pozas bastante famosas que hay en Vega Baja (cuidado, que si se busca Charco Azul en Google Maps sale otro mucho más lejos). Así que me preparo una ensalada, mi botella de agua con limón, me cojo el coche y me voy para allá.

Sigo las indicaciones de la web de no llevar el coche hasta el final de la carretera porque es tan empinada que luego cuesta salir si no es 4x4, y aparco en el parking "privado por donativo" que hay poco antes de llegar.


Aunque como es temporada baja y entre semana, no hay absolutamente nadie para pagar.

Aparece una pareja encantadora de puertorriqueños que vuelven de la excursión acompañados de un perrete. Me dicen que el perrete es del lugar y que se dedica a acompañar a los turistas. Ellos son Luis y Evelyn y también me comentan que tienen una página de Facebook donde recomiendan lugares que visitar en Puerto Rico: Turisteando con el Gran Tollin. Y me recomiendan algunos otros lugares que visitar. Son geniales estos encuentros.

Me despido de ellos y empiezo mi excursion. Veo que el perrete ha desaparecido, así que voy solo. Me encuentro cosas curiosas por el camino.


En camino termina abruptamente en el río.



La única manera de continuar es meterse en el agua, así que hago una comprobación de la profundidad, ya que tendré que cargar con mi mochila.



Encuentro una zona del río por donde hago pie suficiente como para cruzar, y me voy por allá. Cruzo al otro lado, dejo la mochila y me pongo a explorar. El lugar es alucinante y no hay nadie.


Vuelvo donde la mochila y descubro que desde ahí puedo subir a las rocas.


Exploro la zona y, justo al final del vídeo, veo que viene una familia con niños.


Les veo atascados donde acaba el camino y les indico cómo llegar hasta donde yo estoy, metiéndose en el agua. Ellos cruzan el río, suben las rocas y van más allá de donde yo me había atrevido a llegar, por considerarlo resbaladizo y peligroso... y eso que van con niños.

El perrete que había desaparecido, al parecer les venía acompañando a ellos. Pero no puede ir por donde se han ido, así que se queda conmigo.



Hora de comer. Saco mi megaensalada.



A la familia que ha venido no puedo verles... pero sí oírles.


Recojo y emprendo el regreso... muy bien acompañado.


En la web que recomendaba este lugar, hablaban de otro camino que llevaba a otra poza menos conocida. Le digo al perrete que me lleve... ¡¡y lo hace!!


Y me encuentro la segunda poza.




Y, finalmente, vuelvo hasta el parking donde me despido del perrete.



Playa de Puerto Nuevo... 

Aprovecho que es pronto, para visitar uno de los lugares que me ha recomendado Luis, la Playa de Puerto Nuevo, que es una playa cerrada por una barrera de rocas que crea una especie de piscina natural. Y en días de mucho oleaje, como hoy, puede ser bastante espectacular.



Y la playa que hay en la zona oeste se llama...



El Yunque... 

Uno de los lugares más recomendados de Puerto Rico para montañeros es, por supuesto, el Parque Nacional de El Yunque, Un enorme bosque montañoso protegido y uno de los lugares más turísticos de la isla.

Esta vez no voy solo, me acompaña Jessie, una americana de Austin (Texas) que lleva viviendo unos años en la isla de Vieques, una pequeña isla al este de Puerto Rico.

Nuestro primero primer destino es la Torre del Mt. Britton, ahí arriba.


El camino está muy bien preparado, como suele pasar en los Parques Nacionales turísticos.


Aquí también nos encontramos edificaciones abandonadas.


Y aquí está la torre.

Foto de Jessie
Desde arriba se puede ver detrás de mi el Pico El Yunque, el punto más alto que da nombre a todo el parque.

Foto de Jessie
Ésta es la vista panorámica desde lo alto de la torre.


Nuestro siguiente destino son las Cascadas de Juan Diego. Después de un pequeño paseo llegamos a la primera de las cascadas.


Pero seguimos avanzando, porque queremos llegar a la segunda, que hemos leído que es la más grande y espectacular. Por el camino nos perdemos varias veces, nos encontramos con un caracol enorme...

Foto de Jessie
...pero, finalmente, aquí está.



Jessie se queda en la cascada y yo me voy a explorar por ahí arriba.

Foto de Jessie

Finalmente volvemos a la primera cascada, donde no podemos evitar la tentación de darnos otro baño.

Foto de Jessie
Y nuestro último destino es el Charco de los Angelitos, una gran poza de agua llenísima de peces.



Ha sido una excursión estupenda y Jessie una maravillosa compañera de excursión. Es curioso cómo cuando estás cómodo con alguien, el inglés fluye muchísimo mejor.

La pena de El Yunque es que me pille tan lejos (más de una hora en coche) y que me hayan dejado un vehículo que gasta tantísima gasolina. Eso me limita un poco en mis movimientos, porque no me quiero arruinar llenando el depósito. Ni no fuera por eso, seguro que hubiera ido más veces.


Isabela y el Pozo de Jacinto...

Otra de mis excursiones, recomendada por Heather, es a la ciudad de Isabela, siguiendo la carretera de la costa norte hacia el oeste.

Mi primera visita es a la Playa de la Villa Pesquera de Isabela.



Y luego me doy una vuelta por el pueblo, en cuyo centro está la Plaza Pública Manuel Corchado Juarbe, donde la gente juega al dominó...


...y con vistas a la Parroquia San Antonio de Padua.


Dese allí cojo el coche y sigo más hacia el oeste, hasta la Playa de los Montones. Supongo que los montones son esos pedruscos.



Me recorro toda la playa a pie hacia el oeste hasta llegar al famoso Pozo de Jacinto, un agujero hecho en la roca por efecto de las olas.

Foto de una espontánea
Y donde el oleaje es realmente espectacular hoy.



A la vuelta tengo una buena vista de Montones Beach.


Y, de nuevo, me vuelve a seguir un perrete. Aquí debe ser costumbre.



De la Pozita Mameyal a Punta Boca Juana... 

Mi último paseo es uno que improviso siguiendo la costa norte hacia el este. Primero voy a la Pozita Mameyal, una pequeña playita que me habían recomendado.


Y, desde ahí, voy siguiendo la costa hacia el este, yendo por encima de las rocas, con más o menos dificultad.


Como se puede ver, no hay playa propiamente dicha, sino que hay que ir sobre las rocas. Menos mal que me traje las botas.


El color del atardecer es increíble. Llego hasta Kikita Beach, desde donde ya no puedo ir más por la costa.


Me meto un poco hacia dentro hasta encontrar la entrada al Balneario el Ojo de Buey.


Es importante indicar que "Balneario" no tiene aquí el mismo significado que en España. En Puerto Rico, balneario hace referencia más bien a una especie de parque o recinto de uso público para ocio. Muchas veces es la unión de un parque y una playa.

El Balneario de Ojo de Buey termina en la Punta Boca Juana, que da justo a la desembocadura del Río de la Plata.


Para no volver por el mismo sitio, vuelvo por las calles de la zona, donde me encuentro algunas cosas curiosas, como este buzón/microondas.



Lo que no me pase a mí...

Cuando me quedan ya pocos días de housesitting, justo el día que iba a ir a visitar Vieques invitado por mi amiga Jessie, justo en el momento en que cojo el coche, veo que se le enciende la luz del motor... como en el coche de Penny en The Big Bang Theory, solo que yo sí le hago caso.

Hablo con Heather y me dice si me importa llevarlo al taller para ver qué le ocurre. Así que cancelo la excursión y cuando voy a salir para el taller, veo que la luz ya no se enciende. Aún así decido acercarme al taller de Advance Auto Parts de Dorado por si acaso para que le echen un ojo.

Y, cuando estoy llegando, se me para el motor en un semáforo y, cuando lo intento arrancar, no sólo no arranca, sino que empieza a oler a quemado. Estoy en el carril de en medio de 3 carriles y hay bastante tráfico. Por suerte estoy un poco cuesta arriba, así que con el punto puerto y hacia atrás, consigo orillarlo un poco. 


Lo siguiente son horas de trámites: ir andando hasta el taller, pedir que me acompañe un mecánico hasta el coche, esperar a que haya uno libre, tras más de una hora de espera tener que buscar otra solución, para acabar llamando una grúa y llevar el coche hasta el taller para que lo miren cuando puedan.


Heather, que se siente responsable de mi bienestar mientras estoy en su casa (es una maravillosa persona) ha llamado a Matt, su amigo de Dorado Beach, para que venga a rescatarme y me lleve a casa.

Toda una experiencia más de las cosas que te pueden pasar cuando haces housesitting.


Despedidas...

Y finalmente llegan las despedidas. El domingo 20 de octubre de 2019 es mi último día a solas con Meow Meow, así que nos despedimos en el jardín comunitario.



Al día siguiente llegan Heather y Peter. Me despido de ambos dándoles millones de gracias por su amabilidad y hospitalidad y me despido de mi lugar favorito de la urbanización, con una foto a lo Forrest Gump.



Planes...

Pues una vez finalizado el housesittng, quería pasar más tiempo explorando y conociendo Puerto Rico fuera de la burbuja que son los condominios de lujo de Dorado, pero como ya comenté, mi amiga Toñi me ha pedido que cuide de sus gatos Hansel y Gretel en Sint Maarten mientras ella está en España. Aún así me queda una semana antes de ir para allá.

Para esa semana he contactado con Nadya a través de Workaway. Nadya tiene una vieja casa en el barrio de Santurce, el barrio más céntrico de San Juan (después de El Viejo San Juan) y necesita ayuda con la casa. Será solo una semana, pero creo que va a ser muy interesante.


Cuentas...

Nada más llegar a Puerto Rico, terminó el mes de septiembre, por lo que toca hacer las cuentas. Este mes corresponde a la última semana en el Botanical Garden de Nevis, a mis 2 semanas en el Housesitting de Nevis, y unos pocos días de Puerto Rico. Es por eso que incluye el vuelo en avión hasta allí.

GASTOS:
  • COMIDA: 
    • Comer fuera:               71,08€
    • Comprar comida:           295,66€
    • Cafés:                      9,39€
    • Bebidas:                   44,49€
    • SUBTOTAL:                 420,62€
  • TRANSPORTE: 
    • Avión:                    201,64€
    • Taxi:                      58,84€
    • Ferry:                     20,98€
    • Gasolina:                  16,91€
    • Lavado:                    16,91€
    • SUBTOTAL:                 315,28€
    • VIVIENDA:
      • Hotel:                         0€
    • OTROS: 
      • Peluquería:                16,91€
      • Postales:                   4,24€
      • Material dibujo:           11,68€
      • Visado:                    18,15€
      • Donativo:                   1,35€
      • SUBTOTAL:                  52,33€ 
    • TOTAL:                        789,23€

    Es un mes de gasto terrible y sin ningún ingreso en absoluto. Se debe, sobre todo, al vuelo a Puerto Rico y a lo carísimo que está todo en Nevis.

    Mi media mensual queda tal que así:

    • DIC'15:              345€    (Media: 345€)
    • ENE'16: 393-19 =     374€    (Media: 360€) 
    • FEB'16:              387€    (Media: 369€) 
    • MAR'16: 468-290 =    178€    (Media: 321€) 
    • ABR'16: 301-39 =     262€    (Media: 309€) 
    • MAY'16:              880€    (Media: 404€) 
    • JUN'16: 925-12 =     913€    (Media: 477€) 
    • JUL'16: 765-30 =     735€    (Media: 509€) 
    • AGO'16: 602-507 =     95€    (Media: 463€) 
    • SEP'16: 864-641 =    223€    (Media: 439€) 
    • OCT'16:            1.090€    (Media: 498€) 
    • NOV'16: 706-753 =    -47€    (Media: 453€) 
    • DIC'16: 1178-1057=   121€    (Media: 427€) 
    • ENE'17: 760-1529 =  -769€    (Media: 342€) 
    • FEB'17: 768-276 =    492€    (Media: 352€) 
    • MAR'17: 1052-106 =   946€    (Media: 389€) 
    • ABR'17: 818-67 =     751€    (Media: 410€) 
    • MAY'17:            1.326€    (Media: 461€) 
    • JUN'17:              328€    (Media: 454€) 
    • JUL'17:              468€    (Media: 455€) 
    • AGO'17:              986€    (Media: 480€) 
    • SEP'17: 658-677 =    -19€    (Media: 458€) 
    • OCT'17: 780-408 =    372€    (Media: 454€) 
    • NOV'17:            1.373€    (Media: 492€) 
    • DIC'17: 1402-618 =   784€    (Media: 504€) 
    • ENE'18: 597-790 =   -193€    (Media: 477€) 
    • FEB'18: 751-806 =    -55€    (Media: 457€) 
    • MAR'18: 533-63 =     470€    (Media: 458€) 
    • ABR'18: 2121-20 =  2.101€    (Media: 514€) 
    • MAY'18: 1018-988 =    30€    (Media: 498€) 
    • JUN'18: 866-1187 =  -321€    (Media: 472€) 
    • JUL'18: 753-306 =    447€    (Media: 471€) 
    • AGO'18: 1497-185 = 1.312€    (Media: 497€) 
    • SEP'18: 777-900 =   -123€    (Media: 478€)
    • OCT'18: 1313-43 =  1.270€    (Media: 501€)
    • NOV'18: 1115-485 =   630€    (Media: 505€)
    • DIC'18:              432€    (Media: 500€)
    • ENE'19:              997€    (Media: 513€)
    • FEB'19: 591-43 =     548€    (Media: 514€)
    • MAR'19: 812-562 =    250€    (Media: 507€)
    • ABR'19: 637-1221 =  -584€    (Media: 481€)
    • MAY'19: 820 =        820€    (Media: 489€)
    • JUN'19: 529-133 =    396€    (Media: 487€)
    • JUL'19: 932-539 =    393€    (Media: 485€)
    • AGO'19: 801-294 =    507€    (Media: 485€)
    • SEP'19: 789 =        789€    (Media: 492€)
    • TOTAL:            22.620€ 
    • MEDIA MENSUAL:       492€ 

    Sigue subiendo la media mensual y acercándose peligrosamente de nuevo a los 500€.


    Conclusiones...

    Tenían razón quienes me recomendaron Puerto Rico por su gente. Son mucho menos americanos de lo que pensamos (en el buen sentido) y mucho más latinos (también en el buen sentido). De hecho se habla mucho menos inglés de lo esperado. Al final no deja de ser una isla históricamente latinoamericana, con la situación excepcional de ser medio-parte de EEUU. 

    Y es que Puerto Rico no es estrictamente uno de los 50 estados de EEUU. Su situación es algo excepcional y se le considera un "Estado Libre Asociado". Tiene estatus de autogobierno, pero sus habitantes son, a (casi) todos los efectos, ciudadanos americanos, excepto que no puede votar en las elecciones presidenciales (salvo que residan legalmente en uno de los otros estados). 

    Por lo que he podido ver, preguntando aquí y allá, en Puerto Rico hay tres tendencias:

    1) Independencia: Mucha gente desea la independencia de EEUU para poder considerar por fin a su tierra como un país verdadero. Pero esto tiene el inconveniente de que sus habitantes ya no tendrán libre circulación y permiso de trabajo en territorio americano.

    2) Anexión: Hay otro gran grupo que preferiría que Puerto Rico fuera estrictamente un estado más de EEUU, el número 51. Pero en ese caso, tendrían que adaptarse a sus leyes fiscales y dejaría ser el paraíso fiscal que es ahora mismo y que tantas empresas americanas y extranjeras atrae.

    3) VirgencitaQueMeQuedeComoEstoy: Muchos creen que es mejor quedarse como están, pudiendo vivir y trabajar en EEUU y con enormes ventajas fiscales.

    La situación fiscal de Puerto Rico atrae a muchísimos gringos (como ellos los llaman) que se quedan a vivir aquí para no pagar impuestos. Pero tienden a agruparse en condominios, no se mezclen con la gente local y no aprendan español por muchos años que terminen viviendo aquí.

    Y es una pena, porque a poco que tienes ocasión de conocer a los boricuas (como se les llama aquí), son gente increíblemente amable y abierta.

    Otra cosa interesante es que los vuelos entre Puerto Rico y EEUU se consideran domésticos, por lo que al entrar aquí tienes que pasar por inmigración como si entraras en EEUU. Pero me resultó infinitamente más fácil entrar por aquí de lo que me costó entrar por San Francisco. No me hicieron casi preguntas, no me pidieron billete de salida y fueron de una amabilidad exquisita. Está claro por dónde es mejor entrar.


    Es muy interesante esta forma de viajar en que no haces demasiados planes para tener siempre la opción de cambiar o estar abierto a ir a cualquier parte. Mi primera idea era estar 3 meses en Canadá y luego ir a Alaska en verano. Pero gracias a que Toñi me ofreció ir a la isla de Saint Martin la primera vez, he pasado todo el verano y otoño en el Caribe y ha sido muy interesante.

    Para mí es la forma ideal de viajar. Sin planes, sin proyectos, fluyendo, con la mente abierta ...

    ...y diciendo a todo que sí. 






    No hay comentarios:

    Con la tecnología de Blogger.