Puerto Rico (San Juan) - Una semana de workaway en familia


1.411 días viajando...
30 días en Puerto Rico... 


Pues el 20 de octubre de 2019 terminó mi Housesitting en Dorado con Meow Meow, pero aún me queda una semana en Puerto Rico, así que solicité un Workaway en una casita de Santurce, uno de los barrios más populares de San Juan (Puerto Rico). Nadya, su dueña, muy amablemente accedió a acogerme a pesar de la corta duración de la estancia.


La casa y la familia...

La casa donde voy a vivir pertenece a la familia de Nadya desde hace muchos años. De hecho estaba que se caía a pedazos, pero con ayuda de los voluntarios de Workaway la ha ido reformando poco a poco.

Nadya vive con sus dos hijos, Aukay y Kalani, con los que es increíblemente fácil llevarse bien, como se puede ver.


Foto de Nadya
El otro miembro de la familia es Rubio.



A quien, por cierto, le encanta el queso.



Mis Tareas...

Como parte del intercambio, ayudo a Nadya con algunas tareas de la casa, como colgar algunas cosas en la pared... que es cuando te das cuenta de que el taladro no funciona y te toca arreglarlo.


Y después es cuando cuelgas cosas en la pared de la cocina.


También le ayudo a despejar una zona de la vivienda. Los materiales que no vamos a usar, los acumulamos en la casa abandonada que tenemos al lado. Es espectacular ver cómo se la va comiendo la vegetación.


También le ayudo a plantar unos brotes de limoncillo que usará luego para sacar los aceites esenciales (es toda una experta en el tema). 


Y le preparo unos paquetes con las hojas.


También me pide Nadya si puedo echar una mano en Casa Taft 169, donde ella colabora. Se trata de una casa "okupada", cuya situación ya se legalizó hace algún tiempo (y ayudó a forzar una ley municipal sobre el uso de espacios abandonados en el ciudad de San Juan) y que se pretende restaurar para actividades sociales. 


Pero para ello, hay que quitar la pintura de plomo que se usó en su momento y para eso, hay que vaciar el espacio... tarea nada fácil.


En el piso de arriba queda todavía un recuerdo del uso menos... social que le dieron los okupas anteriores.


En una de las habitaciones de arriba me doy cuenta de que hay una paloma que no para de ponerse en el hueco de la ventana que queda sin tapiar.


Cuando tiro una foto, me doy cuenta de por qué.


Y aquí la foto final para el recuerdo.


Ha sido un día de trabajo duro, pero hemos avanzado bastante.

En pago por este trabajillo extra, Marina, una de las organizadoras, me invita al cóctel-presentación del evento Filantropía en la Sala Pública.


El evento en sí es una reunión de gente de clase alta que se organizan para poner dinero en actividades sociales y filantrópicas.

Al menos el vino y la comida son estupendos.


Y ahí me encuentro con la hermana de Nadya. Santurce es un pañuelo.



Santurce...

La casa está en el popular barrio de Santurce, que es el barrio más céntrico de San Juan, sin contar con el Viejo San Juan, claro.

De hecho estoy muy cerca de la Calle Loiza, que cruza el barrio de este a oeste y es famosa por su vida nocturna y su arte callejero. También tiene esta especie de biblioteca callejera gratuita.




Según voy recorriendo toda la calle, no puedo dejar de hacer fotos a todas las muestras de Street Art.






Hasta los bares le echan humor y arte a la cosa.


Uno de los locales más famosos de la Calle Loiza es Piso Viejo, donde, algunas noches, dan clases de salsa gratuitas... y con un éxito considerable.


También en la Calle Loiza hay un antiguo colegio abandonado que se usa para diversas actividades sociales, como este concierto de Jazz al que voy invitado por Nadya y con toda su familia.




La verdad es que es un Jazz bastante dodecafónico que no me engancha demasiado, pero la experiencia es genial.

En algunos de mis paseos me voy hasta la playa y desde ahí puedo ir hacia el oeste, siguiendo Ocean Beach West...




O puedo ir hacia el este siguiendo la Playa de Ocean Park.



Y al salir de la zona de la playa, te encuentras con esto.


Qué cabrones... te ponen el cubo de basura para tentarte.

Durante otros paseos por el barrio, me encuentro con casas muy interesantes...


...e incluso una abandonada en medio del barrio.


Aquí un selfie...


Otro de los lugares famosos de Santurce que me recomienda Nadya es La Placita, un lugar típico para ir a tomar algo por la noche. Y donde te puedes encontrar escenas tan tiernas como ésta.



San Juan...

Uno de los días Nadya me pide el favor de que entregue un producto de los que ella hace (crema solar natural) en un lugar en El Viejo San Juan. Esto me permite hacer una nueva visita al casco histórico de la ciudad.

Llego en día de cruceros.


¡Incluso está el crucero de Dysney!



La verdad es que impresiona. Lo malo del turismo de cruceros es que transforma las ciudades en algo tan estándar que podrías bajar en cualquier ciudad y no notar la diferencia.


Antes de regresar, paro en un café para tomarme un idem y tirar de WiFi. Saludo en español, claro...

- Hola, buenos días...
- Good morning!
- Esteeeee... ¿buenos días?
- What can I do for you?
- Do you speak Spanish?
- Not much...

Y ésta es otra de las consecuencias de los lugares muy turísticos. Los comercios están TAN enfocados al turismo, que ni siquiera se molestan en que los dependientes sean capaces de hablar la lengua local. Esto ya me pasó en Tamarindo (Costa Rica) y me escandalizó bastante. Pero es que si tu concepto de turismo es visitar comercios de gente extranjera para gente extranjera... ¿qué sentido tiene visitar un país?

Decido volver a Santurce andando, dando un largo paseo y sacando fotos.



Es una ciudad de contrastes entre edificios modernos y edificios abandonados.


Llego hasta el Puente Dos Hermanos que une la Isleta de San Juan (donde está El Viejo San Juan) con Santurce.



Nada más cruzar el puente, cae el gran diluvio universal, así que me meto en un café a esperar a que pase.

- ¡Buenos días!
- Good morning...

¿¿En serio?? Otra vez lo mismo, la camarera me dice que no habla español, y eso que estamos lejos de la zona de cruceros, pero estamos en zona hotelera. En fin...

Una vez que zarpa el Arca de Noé, sigo avanzando por la Av. Ashford, también con algunas casas abandonadas.


Hasta llegar a Santurce.


Museo de Arte...

La semana da para mucho, entre otras cosas aprovecho para visitar el Museo de Arte de Puerto Rico, que me pilla cerca y los miércoles es gratuito.


Hay un poco de todo, pero algunas de las obras me llaman la atención.




Y, en la parte de atrás, tienen un estupendo jardín. Lástima que el tiempo no acompañe demasiado.



Despedidas...

Pero la semana llega a su fin y el 28 de octubre de 2019 me despido de Aukay y Kalani... jugando como siempre.


Foto de Nadya
Ha sido una semana especialmente especial por haber podido compartir con ello.

Para ir al aeropuerto mi plan era coger el bus, que es muy barato (0,6 USD). Pero después de casi una hora de espera...


...me empiezo a poner nervioso por la posibilidad de perder el vuelo, así que me pillo un Uber al aeropuerto. 

Pero no falla... nada más llegar me encuentro que el vuelo tiene más de dos horas de retraso. Empieza a ser normal por aquí.

Al final nos llevan andando hasta el avión. ¡Pasando de buses!



Y.... chau!


Conclusiones...

Como suele pasar, el Workaway (alojamiento por trabajo y comida conviviendo con tus hosts) da mucho más juego que el Housesitting (alojamiento por cuidar mascotas viviendo solo con ellas). Aquí he tenido la ocasión de conocer gente, reír con los niños, charlar muy largamente con Nadya y algunas de sus amigas, conocer los proyectos sociales que se mueven por el barrio... Ha sido más que interesante. Y Nadya cocina maravillosamente, aunque al final tampoco compartimos tantos días, porque Aukay tenía una operación pendiente y pasaron 3 días en el hospital.

Pero también ha sido duro. La casa está llenísima de mosquitos, probablemente vienen de la casa abandonada de al lado, y las ventanas no tienen mosquiteras, por lo que para dormir es complicado. Los mosquitos siempre me adoran y van todos a por mí.

Por eso me encanta alternar el Housesitting (momentos de soledad) con el Workaway (momentos de socializar). Es la combinación perfecta.

Me hubiera gustado disponer de más tiempo para conocer Puerto Rico en general (hay mucha naturaleza que explorar) y San Juan en particular (hay mucha actividad social y cultural que me hubiera gustado conocer más en profundidad).

Pero no ha podido ser (esta vez) porque ya tengo...


Planes...

Como ya comenté en el post anterior, mi visita a Puerto Rico es más corta de lo que pensaba, porque mi amiga Toñi, en Sint Maarten, me ha pedido el favor de que me quede dos semanas con sus gatos Hansel y Gretel, con los que ya estuve en Julio, mientras ella se va a España.

Así que mi vuelo es un vuelo muy corto, apenas una hora, para volver de nuevo a la isla de Saint Martin en el Caribe.

No había planeado pasar tanto tiempo en el Caribe, pero la verdad es que está siendo divertido e interesante. Al menos en Saint Martin contaré con la compañía de mi buen amigo Edgar. Serán dos semanas de mucho relax.

Vamos para allá...




No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.